Vida Sana

Por una mejor lactancia

Amamantar puede ser uno de los momentos más hermosos cuando se tiene un hijo. Aquí van consejos para que resulte sin estrés y para que dure todo lo que la madre quiera.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

HIERBA MÁGICA. La herborista Paula Phillips explica que una de las hierbas que ayudan a que las mujeres produzcan de manera ciento pot ciento natural leche materna es el fenogreco. La semilla es utilizada como galactogogo (agente productor de leche), para ayudar a las madres lactantes. A su vez se le asocia con el incremento del tamaño de las mamas y recientes estudios demostraron que el fenogreco protege contra el cáncer del seno.

Dosis a tomar: Dos cápsulas diarias.

Dónde encontrarla: En tiendas naturales y en www.boticadelalma.cl

BUENA ALIMENTACIÓN. La nutricionista Andrea Pacheco (nutriberryconsciente.cl) explica su importancia:

¿Por qué no hacer dietas? Una dieta restrictiva en este período puede provocar carencias nutricionales que afectan tanto a la madre como al bebé.

¿Es importante beber agua? En la etapa de lactancia es fundamental, porque la madre al dar pecho se deshidrata. Beber 3 litros de agua ayuda a evitar desbalances hidroelectrolíticos.

Consejos para alimentarse en este período:

  • Comer al menos dos platos de verduras y tres porciones de frutas al día.
  • Consumir calcio: lácteos naturales sin grasa (descremados), almendras, sésamo y jurel.
  • Reemplazar proteínas de origen animal al menos 2 veces a la semana por legumbres.
  • Consumir pescado dos veces a la semana, cocinado al horno o vapor, ya que entrega omega 3, necesario para el desarrollo
  • intelectual del niño.
  • Evitar consumo de alimentos procesados.
  • No consumir alimentos ricos en azúcares simples, grasas saturadas ni trans.

3 BUENOS CONSEJOS. La matrona Alejandra Becerra nos cuenta:

1. Bajar el consumo de alimentos como lácteos, ajo, cebolla, aliños, etc., y observar con qué alimentos el bebé desarrolla cólicos.

2. Para la estimulación de leche son buenos el hinojo, la avena y la levadura de cerveza. Sin embargo, lo más efectivo es la confianza, bajar el estrés y permitir una vinculación corporal consciente con la guagua.

3. Dar pecho con el torso desnudo, en un ambiente cálido, con el bebé también desnudo es bueno para que, a nivel neuronal, se sienta seguro. El olor de la madre y tocarla logra que su instinto de ‘bebé-cachorro’ aflore y su acople sea efectivo. Y es mejor que la guagua tenga las manos libres, sin mitones.

SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS DE LA LACTANCIA. Para las madres que tienen dificultades en la lactancia como dolor, producción de leche insuficiente o bebés que solo toman con pezonera de silicona o que no se acoplan al pecho, etc., la experta en lactancia Nathalie Clermont realiza consultas a domicilio. En ellas escucha a la madre, su historia de salud, su gestación, su parto, observa amamantar a su bebé, mide la cantidad de leche que toma y evalúa la succión, entre otros.
Sus talleres: Nathalie ideó un taller de 4 horas. Aquí no solo se aprende acerca del comportamiento y lactancia del recién nacido, sino que también la pareja obtiene conocimientos para dar apoyo.

Para contactarla: www.lactancia.cl

Nathalie Clermont ideó un taller para las madres con dificultades en la lactancia. El objetivo no es solo ayudar a la madre sino también a la pareja, quien obtiene conocimientos para dar apoyo.

RELAJARSE. Según la matrona Camila Constenla (camila@nutriberryconsciente.cl), para que se logre y se pueda eyectar la leche materna debe producirse el reflejo liberador de oxitocina. El estrés o dolor pueden inhibir la secreción de esta hormona, interfiriendo con una lactancia exitosa. Cómo lograr la relajación:

1. Intentar descansar lo que más se pueda y tratar de dormir cuando el bebé lo haga. Si no se puede conciliar el sueño durante el día, quedarse en reposo o practicar alguna técnica de relajación.

2. Buscar un lugar tranquilo para amamantar. Este momento debe ser tomado con seriedad, ya que de esto depende la nutrición del bebé y el vínculo con la madre. Ojalá buscar un lugar tranquilo y privado, dedicándole todo el tiempo y paciencia al bebé.

3. Durante la noche, atender al bebé ante las primeras señales de hambre y no dejar que llore en exceso, no encender luces, no cambiar pañal si no es necesario, así se tranquilizará con más facilidad y tardará menos en conciliar el sueño otra vez. Si el bebé no duerme o está excitado después de la toma, la pareja de la madre puede hacerse cargo mientras ella descansa.

4. Es importante que la madre sepa que la familia y cercanos darán muchos consejos e indicaciones con cariño, todos diferentes, llenándola muchas veces de incertidumbre que podría interferir con la lactancia. Es vital saber que ambos, madre e hijo, necesitan espacio para conocerse y aprender las señales que se transmiten el uno al otro.

LIBRE DEMANDA. La experta en el tema y consultora certificada por la junta internacional de consultores de lactancia Nathalie Clermont (www.lactancia.cl) explica en qué consiste realmente cuando se habla de ‘libre demanda’:

¿Qué es? Simplemente ofrecer pecho a la guagua cuando muestra señales de hambre. Es la forma de atender una de las necesidades fisiológicas básicas del recién nacido, quien suele pedir alimentarse entre 8-12 veces (¡o más!) en 24 hrs.

Importante: Mientras más frecuentemente se vacíen los pechos, más cantidad de leche se genera. No hay que fijarse en el reloj para limitar las tomas o las duraciones de estas. Es mejor dejar el celular de lado, especialmente las APP de lactancia que no conocen al bebé. En el período inicial es posible que los padres tengan que estimular a una guagua que tiende a dormir mucho, para asegurar que se alimenta lo suficiente y asegurar una buena producción de leche.

LOS PRIMEROS MOMENTOS. La matrona Alejandra Becerra (Facebook: Renacer al parto/Instagram: @renaceralparto) explica que al nacer la cría debiese tener apego ininterrumpido de mínimo una hora con lamadre. Esto favorece que este nuevo ser baje sus niveles de cortisol y adrenalina. Así, calmadamente, se acoplará sin apremios al pecho materno iniciando la primera succión, que pareciera ser vital para el éxito de garantizar 6 meses de lactancia exclusiva. Gracias a esto el bebé es capaz de confíar en la vida, tomar mejor pecho, regular su temperatura y en su memoria emotiva quedará el recuerdo inconsciente de apego seguro.