Vida Sana

Un tesoro llamado calafate

Fruto originario de la Patagonia chilena y argentina, es un poderoso antioxidante que posee grandes propiedades nutricionales. Si viaja al sur de nuestro país, pruébelo

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

¿Qué es?

La naturópata ayurvédica Claudia Gallo explica que el calafate es un arbusto espinoso que crece de forma silvestre en la Patagonia y que posee flores de color amarillo limón y frutos morado-azulados. Crece en orillas de río, áreas húmedas de estepa, bosques y montes. Mide de 2 a 3 metros de altura y es el protagonista de una leyenda en el sur de Chile: quien pruebe sus frutos será atrapado por su encanto y regresará una y otra vez a la Patagonia.

Sus beneficios

Pertenece a la familia de los berries. Además de ser antioxidante, es considerado un “superalimento” para el organismo. Algunos de sus beneficios son:

  • Es hipocalórico
  • Rico en vitamina C; fortalece el sistema inmunológico
  • Rico en vitamina E, que ayuda al cuidado de nuestra piel
  • Potente antioxidante
  • Gran antiinflamatorio
  • Antifúngico y antibacteriano

Dónde encontrarlo

Lamentablemente, en Santiago es muy difícil encontrar un lugar que venda este berrie. Sin embargo, en el sur de Chile este arbusto crece por todas partes. Además, la Patagonia argentina es famosa por los dulces y el licor de calafate.

Potente antioxidante

La nutricionista de la Clínica UC San Carlos de Apoquindo Jacqueline Monroy explica que el calafate es antioxidante natural porque posee:

  • Un alto contenido de polifenoles que combaten y protegen el cuerpo de los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro de las células. A su vez, los polifenoles tienen propiedades antiinflamatorias, regenerativas y anticancerígenas y ayudan, incluso, a prevenir enfermedades degenerativas como el párkinson o el alzheimer.
  • Un gran nivel de flavonoides, los que disminuyen el colesterol, previenen enfermedades cardiovasculares, protegen y cuidan el hígado.

Cómo comerlo: Por ser un fruto de tamaño pequeño, se recomienda consumirlo fresco, sin ningún tipo de cocción o maceración para que este no pierda sus propiedades.

Hierba medicinal

Para la medicina mapuche es una planta medicinal milenaria. Teresa Cheupequil, terapeuta mapuche (www.mapulawen.cl), explica que las machis utilizan esta planta como antidiarreico y tónico estomacal, ya que además de ser antiinflamatorio posee grandes propiedades astringentes y digestivas.