Moda

Moschino cae en el juego de los dulces

Candy Crush es un juego para dispositivos inteligentes lanzado el 2012 que a la fecha cuenta con 198 billones de rounds jugados. Este número fue suficiente para que Jeremy Scott, director creativo de Moschino, decidiera hacer una colección cápsula para Coachella inspirada en la aplicación de los coloridos dulces.

  • Camila Marnich

Compartir vía email

La colección está compuesta por cuatro prendas: un bañador femenino de una pieza de espalda rebajada, un short para hombres, una mochila y una carcasa. Los precios van desde los 70 hasta los 650 dólares.

¿Qué pensaron desde la compañía de la app? “Es algo muy cool, es la primera vez que nos asociamos con una marca de alta moda, y Jeremy tiene una mente muy candy (haciendo alusión al nombre del juego”, dijo Yonna Ingolf, diseñadora narrativa de Candy Crush.