Moda

Sí a los logos (de nuevo)

Si a mediados del 2000 la tendencia era ocultarlos, las recientes pasarelas internacionales mostraron que mientras más se noten, mejor. Grandes firmas como Gucci, Chanel y Louis Vuitton brandearon sus prendas dejando en claro que la logomanía clama una revancha.

  • Patricia Morales

Compartir vía email

Fotos: agencias

¡Otra vez los 90!

Labios dark, anteojos new wave, chokers… y podríamos seguir. El año pasado los años 90 volvieron con todo, así que era solo cuestión de tiempo para que los logos reaparecieran en nuestro clóset y en las pasarelas. “A mediados de los 2000 la tendencia era muy minimal, el nombre de las marcas o sus logos ocupaba un espacio muy pequeño en la ropa, casi imperceptible. Pero en los años 80 y 90 repletaban prendas, muchas veces repetidos en una misma tela, o un gran logo en el centro”, cuenta la productora de moda Alina Castro. Basta recordar cuando el protagonista de la saga Volver al Futuro, Marty McFly, despertó en el pasado aún un poco perdido por el viaje desde 1985 a 1955, en la casa de la que será su madre, y esta lo llamó Calvin. ¿Por qué Calvin?, pensó él. “Es el nombre que llevas marcado en tus calzoncillos, Calvin Klein”, le respondió ella. En los años 50 era lógico pensar que se trataba de una marca personal, pero en los 80 -desde donde venía Marty- ya era toda una tendencia, que se consagró en los 90, impulsada por la era de las supermodelos, cuando los logos de firmas de moda comenzaron a aparecer en distintas prendas y nombres como Naomi Campbell o Claudia Schiffer hacían todo el resto.

En pasarela y street style

Hay marcas que históricamente imprimieron sus logotipos como un sello en sus colecciones. Es el caso de Calvin Klein o GAP, pero este año grandes firmas como Gucci, Chanel, Loewe y Vetements se sumaron al retorno de la logomanía e invadieron sus prendas con minilogos o maxiestampados únicos. ¿La clave? Que la marca se viera, y de manera evidente. La tendencia se vio en pantalones, chaquetas, e incluso en el taco de un delicado stiletto -en la colección de Saint Laurent-, y rápidamente trascendió a las calles. “En sitios webs de street style ya se puede ver que esta moda no se quedó solo en las pasarelas”, dice Alina. Sarah Harris, Margaret Zhang y Giovanna Battaglia son algunas de las it girls que ya se sumaron a esta tendencia.

Combinaciones peligrosas

“Hay dos formas exitosas y atractivas para usar esta tendencia. Una, la más segura, es combinar prendas que tengan grandes logos con básicos que ‘bajen’ un poco el look. La otra es un total look brandeadísimo, que podría quedar muy potente, pero hay que tener cuidado con los excesos”, explica Alina. El productor de moda Matías Amengual también apuesta por la mezcla con básicos. “Una prenda con logo le da un giro entretenido a un look que podría ser fome. Queda bien con trajes tipo sastre, con blazer o pantalones de vestir, para bajarle la formalidad a estos. Mi recomendación es que esta prenda sea el foco del look, nunca mezclarlo con otros prints, ni con otros logos, ya que visualmente compiten, y mientras más información hay, las proporciones del cuerpo se empiezan a deformar”, explica.