Entrevistas

Espiamos a…Florencia Larenas

A sus 23 años esta bailarina ha participado tres veces en el Festival de Viña del Mar, se desmaquilla apenas termina los shows y nunca olvida aplicarse crema en el rostro antes de dormir.

  • Camila Marnich

Compartir vía email

Fotos: Nicolás Abalo

“No sabría decir en qué momento comencé a bailar, pero me metieron a la academia de la Claudia Miranda como a los 11 y después pasé por la de José Luis Tejos. A pesar de eso no pensé en estudiar danza, hasta que en 2010 viajé a Nueva York, vi cómo era la danza en la calle y llamé a mi papá que estaba en Chile para decirle que ya sabía qué quería estudiar”.

“Este fue mi tercer año en el Festival de Viña del Mar. En el primero participé sólo de la obertura, después vino la participación del año pasado, y este fui parte del ballet, pero con diferentes coreógrafos, así que la experiencia ha sido distinta las tres veces. Es bacán cómo se siente el escenario, la música, los gritos de la gente. En el momento uno no se da cuenta ni piensa que hay gente de muchos países mirando, sólo baila”.

“Soy parte del ballet fijo de Javiera Mena y me ha tocado ir a dos giras con ella a países como México, Estados Unidos y Guatemala. Es la primera artista con la que he participado de una gira y fue increíble porque ese es mi sueño, mi meta como bailarina”.

“Todos los sábados participo en los shows que hay en el Club Divino, y ahí hay que tener la rapidez para cambiarse de ropa y resolver situaciones en el escenario”.

“Hago clases de Reggeatón y Hip hop en Bailarenas los días martes a alumnos de 13 a 40 años, y ahora quiero internacionalizar mi carrera, así estoy en el proceso de ahorrar para irme a Estados Unidos, estudiar y entrenar para quedarme trabajando allá”.

“Tengo un problema con mi pelo porque su crecimiento estuvo estancado mucho tiempo (lo atribuyo a una tintura casera que me hicieron mis amigas), así que decidí cortarme sólo las puntas una vez al mes y ha ido mejorando. Uso un aceite de Pantene en las puntas y los fines de semana me hago máscaras de aceite, palta, cerveza o aloe vera, porque siempre tengo que ondularlo o alisarlo para los shows, así que es un regaloneo”.

“Tengo suerte con mi piel, a pesar de todo lo que uso en el escenario nunca ha reaccionado con granos ni se reseca, pero lo que hago siempre apenas termino de bailar es desmaquillarme y aplico crema Lechuga antes de dormir porque le tengo miedo a las arrugas (risas)”.

“Soy muy mala para usar crema en las piernas, así que ando con una en la mochila para aplicar antes de subirme al escenario, que es cuando me doy cuenta que están resecas, pero sí soy matea para usar en los codos”.