Moda

Mientras más grande, mejor

La combinación más simple para dar onda a los días fríos se repitió en varias pasarelas de las últimas semanas de la moda. Un suéter largo ‘oversize’ combinado con una falda vaporosa es el look otoñal que varios diseñadores proponen. La fórmula perfecta para no fallar es llevar este estilismo en clave maxi.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Las maxidirectrices.

“Esta es una tendencia superarriesgada, porque se trata de dos prendas con mucho volumen”, sentencia el productor de modas Matías Amengual. “La clave está en que ambas se complementen y unan en colores, evitando usar el contraste ya que solo crean dos grandes bloques de color que no favorecen ni dan forma al cuerpo”, aconseja Matías. Otro punto fundamental está en los estampados que tenga alguna de las prendas. “Solo una de ellas debe llevar un print, la otra debe ser básica para no aportar más información al look”, agrega el productor.

¿Existe algo mejor que un suéter ancho para pasar las mañanas y las tardes otoñales?

Los diseñadores de firmas internacionales lo reafirman al proponer diversas versiones de esta prenda. Durante la semana de la moda de Nueva York, Victoria Beckham presentó un par de suéteres en las gamas del burdeos y el negro, piezas que fueron armonizadas con vaporosas faldas y todo complementado con femeninas botas de tacón en color terracota y largos guantes de cuero. Mientras que en París, el director creativo de Balmain, Olivier Rousteing, apostó por un look más folk-gótico con un largo chaleco terminado en puntas y una falda con el mismo efecto. “En mi última visita a las semanas de la moda de Milán y París vi también esta tendencia en las calles”, cuenta Jaime Aguilera, director general de The-Collective (colectivo nacional que reúne a destacados profesionales de la industria para asesorar marcas y transmitir sus conocimientos a través de talleres. Para más información ingresa a  www.the-collective.cl o a su cuenta de Instagram @thecollectivecl). “Incluso reemplazaban el suéter por polerones o abrigos, pero todo siempre en formato XL. Las mujeres jugaban con esta combinación marcando contraste y bloques, complementando sus looks con accesorios maxi como cinturones”, agrega.

Una mezcla de tendencias

El denominado sportscore, donde se mezclan el normcore y el athleisure, se une a este tipo de estilismo a la perfección. “La tendencia sport y sus populares polerones deportivos anchos más una maxifalda serían los reyes”, asegura Jaime Aguilera.

“Y con respecto a las dimensiones, que la falda llegue como máximo bajo la rodilla, para dejar un poco de pierna a la vista. Acompañada con zapatos en punta o tacos, para así alargar visualmente el cuerpo”, finaliza el experto.

“La clave está en el mix de texturas y telas, que se noten y sientan cómodas y livianas”, recomienda. ¿Un tip extra para lucirse con esta mezcla? “Despejar el cuello y rostro, recogiendo el pelo en una cola o tomate alto”, aconseja el productor de modas Matías Amengual.