Vida Sana

Combate el insomnio de forma natural

El insomnio puede manifestarse por diferentes factores, como el estrés, luminosidad artificial fría (que disminuye la producción de melatonina de forma natural), o alimentación, cuando hay una ingesta de productos excitantes antes de dormir (como café, té o chocolate); cualquiera de los tres casos produce una reacción hormonal que se traduce en mayor cantidad de adrenalina y noradrenalina, lo que hace que disminuya la producción de dopamina -que es el productor natural del sueño-. El resultado es que la persona no pueda conciliar el sueño. La naturópata Denisse Ortiz nos entregó sus recomendaciones para evitar el problema.

  • Camila Marnich

Compartir vía email

¿Cuál es la relevancia de regular el sueño?

Todos los procesos metabólicos importantes se producen en ese momento, y a mayor cantidad y calidad del sueño, mejor calidad de renovación celular.

Lo que sí y lo que no

– Es importante identificar qué es lo que está perturbando la calidad de sueño. Si la causa es el estrés, se recomienda que la persona haga ejercicios suaves al mediodía o una buena caminata en la tarde para despejar la cabeza y aprovechar de exponerse al sol y aumentar la producción de melatonina (revisa los beneficios de la vitamina D aquí).

-Es recomendable eliminar los alimentos que estimulan, como el té (en todas sus formas) y el café, los que pueden ser reemplazados por el rooibos, infusiones como manzanilla, hojas de naranjo amargo, flores de lavanda y melisa (este último siempre y cuando la persona no esté consumiendo medicamentos con factores hormonales, como aquellos para regular la función de la tiroides, porque es una planta hormonomimética, es decir, se comporta como una hormona y puede afectar el funcionamiento correcto del medicamento).

-Aumentar el consumo de frutos secos (mejor aún si se trata de castañas de cajú, nueces, almendras), semillas de calabaza y espirulina, porque todos son precursores de melatonina y tienen vitamina D.

-Si es muy necesario consumir café, es preferible elegir un sucedáneo de cebada o de trigo.

-Evitar el chocolate.

-Escuchar música con ondas delicadas, como la clásica, para bajar la sobreproducción de pensamientos y empezar a aplicar el mindfulness -método que busca tomar conciencia plena del presente, de lo que sentimos, pensamos y hacemos, para lograr una vida llena de paz y calma interior-, acompañado de una meditación.

-Usar sábanas de algodón, evitar las fibras sintéticas incluso en el pijama, porque éstas  afectan nuestro campo bioeléctrico y no permiten el correcto funcionamiento del organismo para conciliar el sueño.

– No usar colores fuertes en la decoración para evitar el exceso de estímulos.

-Las ampolletas de ahorro energético suelen alterar el sueño, ya que su espectro lumínico blanco hace que disminuya la producción de melatonina y se alteran los ciclos de sueño. En este caso, se recomienda que en la pieza la luz artificial sea cálida.

Mezclar aceites esenciales

Antes de dormir se puede usar la mezcla de esencia de lavanda con naranja o la de melisa con saro (también se le llama madravasarotra), y aplicar en los pulsos y centro del pecho (para cada uno se recomienda diluir entre 3 y  4 gotitas en 30 ml de aceite vegetal). También pueden usarse en baños de tina, media hora antes de dormir y después de haber hecho ejercicio (de 3 a 5 gotas directamente en el agua).

El efecto de la melatonina

La melatonina es una hormona que se produce naturalmente en el cuerpo. Las que están a la venta en el mercado son inductores de dicha hormona y antes de consumirla, es recomendable someterse a exámenes médicos: “no es que sea perjudicial, pero una persona que esté con tratamiento para la tiroides, por ejemplo, se verá afectada, porque las hormonas trabajan en conjunto, como una orquesta”, asegura Denisse.

No se sugiere el consumo para:

– Personas que estén en tratamiento con anticoagulantes ni que sufra de problemas cardíacos, porque alteran el ritmo de los latidos.

– Personas con diabetes, porque afecta los niveles de insulina en la sangre

– Tampoco niños, porque como afecta a las demás hormonas, puede entorpecer la del crecimiento. En estos casos es estrictamente necesario consultar al pediatra.

Puedes contactar a Denisse a través de su correo: naturopatadenisseortiz@gmail.com