Columnas

Ropa acordonada

Tipo de vestimenta cuyo sistema de cierre se basa en un cordón que es introducido a través de una serie de ojetillos alineados a ambos lados de la abertura de la prenda. El lazo se cruza de manera simétrica, de un extremo al otro y se ata firmemente fijando las partes que se desea unir.

  • Pía Montalva

Compartir vía email

ORIGEN

Las primeras ropas acordonadas datan del siglo XIII y se vinculan a un importante quiebre ocurrido en la moda occidental: las vestiduras, amplias y drapeadas, son reemplazadas por otras, cortadas imitando las formas de la anatomía. Emergen mecanismos de ajuste y cierre que, al margen de la funcionalidad que les es propia, operan también como elementos decorativos. Al comienzo la tendencia privilegia el acordonado en uno o ambos costados del torso. Más adelante, este procedimiento destaca la zona inferior del cuerpo. Sobre una túnica interior estrecha se agrega una larga saya de color contrastante, terminada en una cola y abierta en los costados, a la altura de las caderas. Los cordones permiten lucir parte la prenda interior y ceñir aquella que va por encima. Hacia fines del siglo XV el vestido exterior, de seda, se torna más holgado y se separa en el frente. Esta característica favorece la exhibición de los acordonados presentes en la saya interior, generalmente rojos, que se ubican ahora en el escote. Asimismo, las mangas son piezas separadas que se prenden a diario, al resto de la indumentaria, por medio de alfileres. En ocasiones se recurre además a los acordonados.

En el siglo XVII, los acordonados ubicados en la espalda integran el cuerpo del  vestido que funciona a modo de corsé, moldeando la figura.

 TENDENCIA 

En 1968, Yves Saint Laurent inaugura un nuevo estilo indumentario al incluir chaquetas saharianas en sus conjuntos de traje pantalón. La versión túnica, en color beige, considera cuello camisero y puños abrochados, cuatro bolsillos de parche con fuelle y tapa, y un novedoso acordonado en el frente. En la fotografía publicada ese año por Vogue, Veruschka la usa con pantalón negro y cinturón de argollas dorado. Por su parte, Betty Catroux, otra de las musas del diseñador, la utiliza como minivestido y combina con botas altas de cuero negras, cinturón de suela y pañuelo de seda colgando de este último. Para la primavera de 2013, Hedi Slimane, director creativo de la casa, recrea dicha pieza transformándola en un maxivestido acordonado de gamuza color tabaco.