Columnas

París es un patchwork

Descifremos estas complejas uniones de telas y descubramos que obedecen a distintos formatos y reglas de generación.

  • Mariano Toledo

Compartir vía email

No soy amante del ‘patchwork’, siempre me he mantenido al margen de esta técnica en mi carrera de diseñador. Su nombre (en inglés) indica de qué se trata: una ‘labor en retazos’; dicho de esta forma, es la definición perfecta de la reconstrucción.

Sin embargo, debo reconocer que es una de las tendencias más reiteradas y contundentes en las pasarelas de este Fall 2017, en especial en el París Fashion Week.

Empecemos a descifrar estas complejas uniones de telas y descubramos que obedecen a distintos formatos y reglas de generación.

La versión básica es la típica manta rectangular, formada por la unión de recortes de géneros de diferentes tamaños. Todos ellos forman la totalidad.

Les voy a mostrar otras versiones, más complejas, motivadas por la estructura o el entalle de las prendas o por el solo hecho visual de lo atomizado.

Look 1. Junya Watanabe. El mejor discípulo de Rei Kawakubo nos asombra con esta intervención de la chaqueta ‘perfecto’.

Gigantes mangas de patchwork de telas de tapicería le confieren el doble aspecto de capa y caparazón.

Look 1

Look 2. Balmain. El laborioso e intrincado Rousteing indaga en el patchwork con notable acento africano, y enorme repertorio de materiales y texturas solo en los tonos del marrón. Enfatiza las líneas de los recortes con tachas metálicas y ojetillos. La prenda se construye a partir de la unión de partes de trazados orgánicos.

Look 2

Look 3. Issey Miyake. Otra forma de patchwork. La más sutil y sofisticada. Para generar el cambio de textura no solo practica uniones y costuras, sino además un bello y geométrico print de líneas.

Look 3

Look 4. Alexander McQueen. Sarah Burton ha usado esta técnica como leitmotiv en esta colección.

Este patchwork de colores contrastantes define la estructura del vestido, con directrices y trazos rectos. Observen los vuelos diagonales de la falda.

Look 4

Look 5. Stella McCartney. La versión más depurada, cada pieza del patchwork es una parte exacta del modelaje del vestido en tonos de camel.

Look 5

Look 6. Esteban Cortázar. Dos tratamientos para el mismo vestido. Corpiño de formas anatómicas y líneas curvas con materiales elastizados. Falda de líneas rectas y géneros sin elastano.

Mezcla tejidos lisos y florales, transparentes, brillantes y opacos.

El diseño es una de las pocas disciplinas que pueden reconfigurar una vieja técnica artesanal, en una nueva imagen con códigos estéticos y tecnológicos inéditos.

Look 6