Vida Sana

Leche de camella: el superalimento del desierto

Aún medianamente desconocida en el mundo occidental, la leche de camella es considerada ‘néctar puro’, un potente tónico contra diversas enfermedades autoinmunes –e incluso se le atribuyen poderes afrodisíacos en países árabes y africanos–. La nutricionista Paulie Olguín (en Instagram @nutrilifepaulie) explica sus propiedades y beneficios.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

VERSUS LA LECHE DE VACA

De acuerdo con la nutricionista Paulie Olguín existen varias diferencias entre estos dos tipos de leche animal:

– La leche de camella contiene una mayor concentración de minerales, como hierro, zinc, potasio, cobre, sodio y magnesio.
– Posee niveles más altos de vitamina A y B2. También tiene más proteínas que la leche de vaca.
– Contiene una pequeña cantidad de lactosa, a diferencia de la leche de vaca. Por eso es más fácil de digerir.
– Tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas.
– Es rica en inmunoglobulinas. Posee además diversos componentes que ayudan a combatir enfermedades autoinmunes como la de Crohn.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL 

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sostiene que la leche de camella posee diversos beneficios para la salud. Al hacer prosperar las crías de camello en algunos de los ecosistemas más difíciles del planeta, como son los desiertos y las estepas, esta leche tiene un contenido tres veces mayor de vitamina C que la leche de vaca. Otro dato particular es que es la más similar que existe a la humana. “Es rica en ácidos grasos no saturados y vitaminas del complejo B. Además no contiene beta-lactoglobulina, la proteína más alergénica de la leche de vaca”, sostiene la nutricionista Paulie Olguín. Otros de sus beneficios son que al ser baja en grasas regula los niveles de colesterol, tiene propiedades antiinflamatorias y reduce las toxinas del intestino.

CAFÉ CON LECHE DE CAMELLA, POR FAVOR

Uno de los principales productores de este tipo de leche es la empresa estadounidense Desert Farms (en Instagram @desertfarms), fundada por el emprendedor Walid Abdul – Wahab (25), cuyas ocho granjas se encuentran ubicadas en diferentes estados, desde Pensilvania hasta California, y que se caracterizan por ser pequeñas lecherías locales cuyos dueños son los mismos granjeros junto a sus familias, esto con el fin de promover la agricultura del país. Desert Farms distribuye sus productos en todo Estados Unidos y también hace envíos de su leche de camella a Reino Unido.
Más información en desertfarms.com

¿CONTRA EL AUTISMO?

En marzo de 2014 el World Journal of Pharmaceutical Sciences, una revista científica mensual, publicó un artículo llamado “Una revisión sobre las propiedades medicinales de la leche de camella”. Ese articuló afirmó:“Los niños autistas que beben leche de camella han tenido mejoras sorprendentesen su comportamiento”. “Se cree que las propiedades antioxidantes de la leche de camella ayudarían a reducir los síntomas autistas, pero también hay que agregar que muchos de esos estudios no han sido concluyentes y no han demostrado cómo esta leche contrarrestaría esta condición”, aclara Paulie Olguín.