Belleza

La jugada cool de Avon

Para unirse a la era digital y conquistar a las ‘beauty junkies’, Avon creó una nueva marca, Mark., y nos invitó a Brooklyn, en Nueva York, para el lanzamiento mundial de esta línea que estará presente en 50 países durante este año, incluido Chile (llega a partir del segundo semestre). Despertar la creatividad a través del maquillaje es uno de los objetivos de Mark., y con esa idea en mente visitamos la fábrica donde se crea cada fórmula.

  • Francisca Colussa

Compartir vía email

Fotos: Avon

Avon ha mantenido un bajo perfil en los últimos años, pero esta línea prometía una nueva forma de expresarse. Periodistas, beauty bloggers e influenciadoras de Latinoamérica (Argentina, Perú, México, Colombia, Brasil y Chile), incluso Rusia y Polonia, llegaron hasta Brooklyn para conocer las noticias. Esta marca con 131 años de historia empezó por casualidad con la comercialización de fragancias florales en 1886. Su fundador, David H. McConnell, vendía libros puerta a puerta y les regalaba a las dueñas de casa un perfume elaborado por él mismo, que con el tiempo se transformó en el principal objeto de deseo. Así nació la compañía que inicialmente se llamó ‘California Perfume Company’, y que en 1929 cambió su nombre al actual. “Avon se creó en Estados Unidos 30 años antes de que la mujer pudiera votar (…) Después se creó el iPhone y nosotros quedamos atrás. Por eso ahora estamos abrazando la tecnología, y necesitamos marcas (como esta nueva) que nos ayuden”, contó el vicepresidente ejecutivo de la marca, Fernando Acosta.

Charlie Green, Global Makeup Artist de Avon.

¡A jugar!

Mark. (así, con punto y todo) es una marca que llegó para refrescar y ‘despeinar’ el clásico Avon. Orientada a las ‘beauty junkies’, es una invitación a jugar y experimentar con el maquillaje. “Your face is a canvas, create (tu rostro es un lienzo, crea)” es su lema y por eso nos instalamos en el barrio de moda en Brooklyn, Williamsburg, conocido por su onda hipster, para vivir esta experiencia de belleza desde la perspectiva urbana de los grafitis y la expresión de la individualidad callejera.

Mark. nació para despertar la creatividad de sus consumidoras. La idea es que las amantes del maquillaje creen sus propias mezclas y usen los cosméticos como una forma de arte y de expresión.

Nos alojamos en el recientemente inaugurado hotel boutique The William Vale (abrió sus puertas en septiembre del año pasado), ubicado a pasos del East River y que tiene una vista espectacular hacia Manhattan desde su rooftop Westlight, en el piso 22. El objetivo era rodearse de esta ‘urbanidad cool’, relacionada con el espíritu aventurero de Mark. Dentro de las actividades se incluyó un recorrido por el barrio Astorias en Queens junto a Sandra Fabara, más conocida como Lady Pink (@ladypinknyc), grafitera y muralista considerada la ‘primera señorita del grafiti’ a principios de los 80; cada invitado pudo ‘dejar su huella’ en una pared que conservará ese dibujo por al menos dos años.

Williamsburg es un barrio hipster muy de moda. El arte callejero y sus colores fueron la inspiración para el lanzamiento de Mark.

El arte del maquillaje (y su elaboración)

En las afueras de Nueva York, en Suffern, está el Centro Global de Investigación y Desarrollo de Avon. Allí se encuentran los laboratorios, responsables de desarrollar 1.000 productos nuevos cada año (¡un promedio de tres por día!). Son alrededor de 300 los científicos que trabajan ahí y 50 de ellos se dedicaron exclusivamente al desarrollo de Mark. durante dos años, “(fue) un proceso de transformación de fórmulas icónicas de la marca, con alta tecnología, lo mejor que hemos hecho”, explicó Claud Simard, científico principal de los laboratorios.

En la mitad izquierda de la foto se aprecian los moldes con los que se diseñan sombras y labiales. En la mitad derecha, los labiales recién terminados pasan por la banda.

Y las innovaciones son varias; principalmente se sumaron beneficios a las fórmulas, como el esmalte 7 en 1, que incluye aceites hidratantes para nutrir las uñas, o la máscara de pestañas con tecnología ‘smartslip’, que desvanece los grumos que quedan entre las pestañas. ¿Nuestro preferido?, el labial líquido mate. Tiene un ‘primer’ incorporado en su fórmula. Así logra humectar sin perder la capacidad mate o alterar su duración. No deja los labios secos y su aplicador, con terminación en punta y flexible, facilita muchísimo la tarea.

Cuando un producto está listo se mide el packaging. En el caso de las barras de labial, por ejemplo, se evalúa su resistencia y densidad con una máquina que los desliza sobre una superficie plana entre 50 y 100 veces. La idea es que no se rompa la barra. Los polvos compactos se lanzan desde altura con el objetivo de comprobar su resistencia a los golpes (eso lo hace una máquina especial, no los científicos). Las máscaras de pestañas presentan un reto aparte; “tenemos que hacer coincidir la fórmula con su aplicador y ver que funcionen perfectamente bien juntos, y eso toma tiempo. Las bases también son difíciles de fabricar porque mezclar agua con emulsiones y estabilizarlos es muy desafiante. Requiere mucha investigación y también es el punto donde el arte y la ciencia se juntan, porque no es solo manejar los conocimientos sino lograr encontrar la receta perfecta”, explica Candice DiLeo, Senior Research & Development Manager del equipo de desarrollo del laboratorio de color.

Los laboratorios cuentan con iluminación especial que mantiene un efecto de luz natural todo el día, para desarrollar las tonalidades con mayor facilidad. Y además mantienen una ‘Biblioteca de Color’, que guarda un espectro de 20.000 tonos de cada producto que se ha desarrollado. La idea es tener capacidad para responder rápido a los cambios de tendencia, moda o estilos.

Curiosidades del maquillaje que una ‘makeup lover’ quisiera saber

Preguntamos algunos datos sobre los cosméticos a Candice DiLeo, Senior Research & Development Manager del equipo de desarrollo del laboratorio de color de Avon. A continuación algunos datos:

  • Un labial se elabora con una variedad de ceras, aceites y una cierta concentración de color que varía si es mate, satín, translúcido, etc. A veces los colores oscuros no quedan tan parejos en su aplicación, y eso ocurre porque como tienen mayor cantidad de pigmento se desestabiliza la fórmula, por eso es la textura más difícil de lograr.
  • Texturas que permanecen. Al desarrollar una sombra se pueden crear todos los colores que se deseen, lo difícil es lograr que dure. “Una sombra negra mate va a ser siempre un problema. Se va a arrugar y mover dentro del párpado, y eso ocurre porque un mate tiene de base menos aceites y perlas o ingredientes brillantes, que es lo que hace que todo se mantenga unido. Las sombras satinadas o brillantes se mantienen más fácilmente y se asientan en la piel muy bien”, explica Candice.

¿Por qué las sombras mate se ven más intensas que las satinadas sobre el párpado? Hay dos factores:

  1. La forma en que el color es puesto en el producto, por ejemplo en los mate, prácticamente es puro pigmento, sin perlas ni ingredientes brillantes. No así las sombras ‘shimmer’, que tienen muchas perlas.
  2. La forma en que la luz ‘golpea’ el producto. “Un pigmento regular va a absorber la luz de manera que solo veas el color, mientras las perlas van a reflectar la luz de diferentes formas. A veces la sombra puede ser muy sólida pero se ve translúcida por la forma en la que la luz se refleja en ella”, dice la experta.

Test de calidad rápido y sencillo:

  • En un labial, también aplícalo sobre la mano y asegúrate de que tenga una buena cobertura. Si se salta y se ve disparejo demuestra que no va a quedar bien.
  • Al comprar una máscara de pestañas siempre saca el cepillo y deslízalo sobre la mano para comprobar que la fórmula no sea muy seca y tenga la consistencia correcta.