Belleza

¡No más electricidad!

El exceso de carga eléctrica genera la desagradable estática, un tipo de energía que a muchas mujeres las ataca luego de lavar y secar el pelo. Para evitarla y eliminarla, armamos una práctica lista de soluciones para tener una cabellera libre de pelos parados.

  • María Paz Maldonado

Compartir vía email

Una cosa es la estática en la ropa, molesta, sí, pero siempre podemos cambiarnos la polera o el vestido. Otra cosa muy distinta es la estática en el pelo, porque ahí no hay posibilidad de cambio. Frente a esos molestos pelos parados o pegados al rostro, una opción es disimularlos con un moño o sombrero; pero si la idea es andar con el pelo al viento, te presentamos la causa del problema para atacarlo, literalmente, de raíz.
“La estática en el pelo se produce cuando está muy liviano y absorbe la energía de otros elementos como telas o el cepillo. No tiene que ver con los cortes, sino con cómo se trate el cabello. Para evitarla y terminar con ella hay diferentes técnicas, desde tratamientos para realizarse en un salón hasta tips caseros“, explica Juan Molina, de la peluquería O’rquilla de Luis Pasteur. Con su opinión y la de Paulina Martínez, estilista de La Peluquerida, resumimos 6 prácticos consejos para decir adiós a la electricidad.

Los pelos parados se ven graciosos, pero para quien los tiene no es tan divertido. Lo bueno es que hay medidas bastante fáciles para relajar las cabelleras eléctricas.

1. Elige bien tu champú. Como la principal causa de la estática es el peso, los especialistas recomiendan optar por fórmulas hidratantes y no de limpieza profunda (que arrastran y limpian el máximo), ya que estos dejan el pelo demasiado liviano.

2. No enjuagues del todo el acondicionador. “Dejar un leve exceso de producto hace que el cabello quede un poco más pesado, por lo que se evita la estática y su molesto efecto de pelos parados. Eso sí, el acondicionador siempre va de medios a puntas, jamás desde la raíz para no provocar una apariencia grasa”, explica Juan Molina.

3. El poder del chorro de agua fría. Este consejo archiconocido para sellar las cutículas capilares luego del lavado es una excelente técnica para evitar que la fibra se electrifique. La recomendación es terminar la ducha con un refrescante y útil chorro de agua helada, ¡vale la pena!

4. Ten siempre un aceite a mano. Los aceites hidratantes con silicona que se aplican luego del lavado son excelentes aliados para manejar el efecto eléctrico. “Aplica algunas gotas en la palma de la mano y luego sobre las zonas donde hay estática. Fíjate que sea un aceite liviano para que no quede demasiado brillante”, agrega Molina.

5. Invierte en un buen cepillo y cepíllate suave. “Compra un buen cepillo y que sea para tu tipo de pelo; por ejemplo, los cabellos más delgados necesitan modelos específicos como el Tangle Teezer, que además evita el frizz. Incluso hay cepillos y peinetas que vienen con aceites que también ayudan a suavizar. Para cepillar, una técnica más suave es partir desde las puntas desenredando y luego desde arriba, eso hace que se desenrede más fácil y no lo cortes ni tires”, explica Paulina Martínez.

6. Visita la peluquería por lo menos una vez al mes. No solo para evitar la estática, sino que para mantener el pelo sano en todo sentido, especialmente si te tinturas el cabello; anda a la peluquería al menos cada cuatro semanas para hacerte un masaje de hidratación.