Vida Sana

Manzanita ¿Cuántos años tienes tú?

El antiguo refrán dice que ‘una manzana al día, el médico te ahorraría’. Pusimos a prueba esta versátil fruta, preguntando a dos expertas cuáles son los reales beneficios de incluir en una dieta balanceada una manzana diaria.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Pocas calorías, múltiples vitaminas.
Con ellas se preparan postres, platos salados e incluso forman parte de los ingredientes de deliciosos cócteles. “La manzana es una fruta que se puede comer a todas las edades, aporta poca cantidad de calorías y un alto porcentaje de agua, vitaminas y minerales favorables para la salud”, explica Francisca Mora, nutricionista especialista en enfermedades crónicas de origen nutricional (9-81365459). Son además ricas en fibra, vitamina C, libres de grasas y colesterol y tienen en su composición vitaminas antioxidantes como las del grupo E, potentes antioxidantes que ayudan a disminuir los niveles de cáncer y el envejecimiento celular en la población.
¿Con cáscara o sin ella?
La piel de las frutas es una buena fuente de antioxidantes, vitaminas y fibra que aportan grandes beneficios al organismo. La cáscara de la manzana además es rica en ácido ursólico, compuesto natural que aumenta y fortalece la masa muscular; también posee quercetina, un flavonoide (colorante natural) con propiedades antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro. “Su cáscara posee también un alto contenido de pectina, sustancia que protege la mucosa intestinal y además tiene un factor protector para evitar ciertos tipos de cáncer”, asegura Francisca.
¡Cuidado! Para consumir la cáscara de cualquier fruta se hace imprescindible lavarla muy bien previamente, debido a que estas absorben gran cantidad de pesticidas y sustancias dañinas para la salud. En el caso de las manzanas hay que ser más meticuloso para conseguir retirar la capa de cera que se les agrega para hacerlas brillar.

Más y más beneficios.
– “Su consumo mejora el tránsito intestinal, regula los niveles de azúcar en la sangre, mejora la salud cardiovascular y protege a largo plazo de enfermedades crónicas”, afirma Aranzazu Jugo, nutrióloga de Benefit Nutrición.

– Es una fruta muy hidratante debido a su alto contenido de agua (80% de su composición). Además reduce la presión arterial elevada por su alto contenido de potasio.

– Contiene una alta cantidad de fibra soluble, ideal para quienes sufren de estreñimiento. Para este caso es conveniente consumirla con cáscara y cruda.

– Posee ácido málico, un potente desintoxicante, antiséptico y quelante orgánico, que aumenta la suavidad de la piel y limita signos de arrugas y líneas de expresión.

¡Para tener en cuenta! 

– “Lo ideal es comerla en las colaciones, o formando parte de los ingredientes de batidos de fruta y verduras, de postre o también como parte de las ensaladas”, recomienda la nutrióloga Aranzazu Jugo.

– No existe una diferencia significativa en el color de la cáscara que esta posea, debido a que independiente de ella la manzana se considera una fruta blanca que aporta una cantidad baja de calorías (54 kcal. por porción aproximadamente).

– Las dos especialistas coinciden en que no existen contraindicaciones para consumir esta fruta. Pero que siempre es recomendable hacerlo de acuerdo a la porción indicada: una manzana mediana al día (100-150 g).