Belleza

Texturas para lucir

Cremoso, brillante, opaco o ultra luminoso. Los labiales pueden tener muchos efectos dependiendo de su textura. Te invitamos a probarlos todos para que conozcas el -o los- que mejor te quedan y luzcas una boca de impacto.

  • Alejandra Villalobos

Compartir vía email

Fotos: Nicolás Ábalo Maquillaje y pelo: Pamela Cornejo de Estudio Tere Irarrázabal Modelo: Javiera Archibald de Elite

Mate

Esta textura de labial se caracteriza por dejar un acabado opaco, sin iluminación ni brillos. La principal recomendación para usarlo es hidratar previamente, ya que es muy seca y pueden quedar al descubierto todas las imperfecciones . En caso de usar un labial mate oscuro (especialmente los líquidos), hay que tratar de cubrir los labios de una sola vez, porque si este se seca en un sector y aplicamos una capa arriba, puede quedar manchado.

  1. Delinear los bordes de los labios con un lápiz para definir y rellenar con el mismo.
  2. Aplicar el labial sobre todo el labio, de preferencia con un pincel para tener más control que el que nos da la barra.
  3. Si no se tiene un labial mate, se puede matificar utilizando un papel tissue sobre la boca y aplicando polvos translúcidos sobre éste.
  4. Si se quiere intensificar el efecto, aplicar con un pincel una pequeña cantidad de polvos translúcidos directamente en los labios con suaves golpecitos y procurando que el pincel no tenga exceso de producto.

Glitter

Es la textura más vibrante y atrevida. Sus notas fiesteras y glamorosas la convierten en una apuesta ideal para la noche. La principal recomendación es que al finalizar el maquillaje, nos aseguremos de que no queden brillos en otras partes del rostro. Para esto, es bueno mirarse en un espejo moviendo la cabeza de un lado a otro, ya que el glitter refleja luz según el lugar donde esté ubicado. Si hay rastro de glitter en otra parte, lo puedes retirar fácilmente, y sin remover el maquillaje, con cinta adhesiva o masking tape.

  1. Delinear los labios para definir y rellenar con el mismo.
  2. Aplicar gloss, (puede ser un labial cremoso o líquido) que servirá de ‘pegamento’.
  3. Aplicar el glitte r con un pincel plano, cuidando que no queden espacios sin brillos. Retirar excesos que puedan caer con masking tape o cinta adhesiva.Y si es necesario, corregir con pincel plano y corrector los bordes.

Glossy

Gracias a las siliconas y aceites que contiene, esta textura logra un efecto de brillo extremo que además aporta volumen. En esta propuesta, jugamos con el efecto ‘manchado de dulce’ o ‘labios mordidos’ para darle un toque más casual y entretenido.

  1. Iluminar el corazón que se forma en el centro del labio superior, difuminando hacia las comisuras. Se pueden utilizar iluminador en crema o en polvo.
  2. Con un dedo aplicar el tinte de labios o labial en el centro del labio, difuminando hacia los bordes. Se pueden utilizar distintos tonos y/o más capas para dar más intensidad y crear un efecto degradé.
  3. Aplicar gloss transparente con un pincel por todo el labio, teniendo cuidado en los bordes.

Satinado

Esta textura deja un acabado más hidratado y cremoso. Por lo mismo, hay que tener cuidado si se usan colores fuertes, ya que pueden manchar los dientes. Para evitar esto, la maquilladora Pamela Cornejo recomienda, al finalizar, introducir un dedo a la boca y retirarlo presionándolo con los labios, así se eliminarán los excesos.

Otra recomendación: la barra de labial satinado siempre se ve más oscura de lo que realmente es; por lo mismo, a la hora de elegir un color, siempre es mejor probarlo para ver su tono real en los labios.

  1. Delinear los labios con lápiz para definir los bordes y luego rellenar con el mismo.
  2. Aplicar el labial sobre la zona delineada, de preferencia con pincel, para tener más control en los bordes. (Se puede aplicar con la barra directamente para dar más intensidad de color).
  3. Corregir con un cotonito limpio, girándolo sobre su eje para siempre utilizar un área limpia de este. Si es necesario, utilizar corrector con un pincel plano para borrar posibles manchas y definir.