Belleza

Sombra aquí y sombra allá

El maquillaje puede ser una verdadera varita mágica. Y con simples trucos, podemos lograr efectos impresionantes, como alargar, iluminar o profundizar la mirada. Los pasos son simples y lo mejor: las opciones de tonos e intensidades son infinitas. ¡Es hora de probar!

  • Alejandra Villalobos

Compartir vía email

Fotos: Nicolás Ábalo Maquillaje y pelo: Rosario Carvallo para Natura Modelo: Antonella, Elite Models

Iluminar

  1. Primero se aplicó una sombra rosa mate para unificar y neutralizar el párpado móvil. Luego, se difuminó bien con pequeños círculos y suaves golpecitos.
  2. A continuación, se aplicó una sombra morada oscura bajo la cuenca del ojo, desde el centro del párpado móvil hacia afuera y se difuminó con los mismos movimientos circulares.
  3. Con un iluminador o sombra nude con destellos satinados, se iluminó bajo el arco ciliar desde el centro hacia afuera. Luego, se aplicó el mismo producto en el párpado móvil, desde el centro hacia el lagrimal, y en el lagrimal. Finalmente, bajo el ojo desde el centro hacia afuera.

Profundizar

  1. Primero se aplicó una sombra dorada satinada sobre todo el párpado móvil hasta la línea del pliegue, cuidando de no subirse al párpado fijo. Y luego, sobre esa, se usó una sombra marrón un tono más oscuro, también sobre todo el párpado móvil.
  2. Después, se aplicó una sombra marrón oscura en forma de “v” desde el centro del ojo hacia el final de la ceja y con un pincel se difuminó con movimientos circulares y pequeños golpecitos, cuidando de no pasar la mitad del ojo.
  3. Para darle el toque final de profundidad, se utilizó una máscara de volumen para pestañas desde la raíz hacia afuera con movimientos zigzag.

Alargar

  1. En todo el párpado móvil se aplicó sombra café, difuminando con pequeños golpecitos y movimientos circulares.
  2. Luego, se aplicó un tono morado más oscuro desde la mitad del párpado hacia afuera, a la altura donde termina la ceja. Para guiarse, se puede trazar una línea ascendente imaginaria desde el final del ojo hacia la ceja.
  3. Para definir más el efecto de ‘ojo de gato’, se trazó con un lápiz del mismo tono de la sombra desde la mitad del ojo hacia afuera, a la altura donde termina la ceja, y luego se difuminó con un pincel. Finalmente, se dio un toque de luz sobre el arco ciliar con un iluminador.