Vida Sana

Querido otoño, ya estamos listas

Con el cambio de estación ya es hora de modificar o agregar cosas nuevas a la rutina de belleza para que la piel reciba los nutrientes que necesita y pueda resplandecer.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Para reducir el tamaño de los poros

El exceso de grasitud producido por la transpiración y el calor del verano hacen que nuestros poros estén más dilatados. Es muy importante reducir su tamaño y entregarles una buena limpieza. La experta en tratamientos de belleza Magdalena Prieto (8-2190917 / maidaprieto@yahoo.com) recomienda dos productos naturales esenciales que ayudan a limpiarlos:

  • pepino: se corta en rebanadas y se aplica sobre el rostro por algunos minutos.
  • loción de hamamelis: es una planta con gran cantidad de taninos. Astringe los poros y reduce su tamaño.

Hidratar

La cosmetóloga Catalina Aguirre (IG: @cataaguirreboza_cosmetologa) recomienda fabricar una mascarilla hidratante una vez a la semana para hidratar la piel y prepararla para el otoño. Lo ideal es usarla después de la ducha, cuando los poros están más dilatados y así favorecer su absorción o en la noche antes de irse a dormir, ya que los principios activos penetran una vez que la piel descansa. Se debe dejar actuar entre 15 a 20 minutos.

Mascarilla de frutas:
Ciertas frutas son ideales para hidratar todo tipo de piel, debido a su alto contenido de agua, como el plátano. Aquí debe hacerse una pasta con un plátano maduro y aplicarlo suavemente sobre la cara y el cuello.

Miel y huevo: Dos cucharadas de miel con una clara de huevo batida. Agregar una cucharada de jugo de limón fresco y aplicar sobre el rostro, masajeando suavemente. Luego de los 20 minutos, limpiar el rostro con leche descremada.

Avena-Miel y yogur: Mezclar una cucharada sopera de avena con una de yogur y un chorrito de miel. Aplicar la pasta sobre el rostro.

Huevo y palta: Mezclar una yema de huevo y la pulpa de una palta. Puede añadirse a esta mezcla, unas gotas de aceite de oliva y una cucharadita de miel.

Exfoliar

Según la experta en tratamientos de belleza Magdalena Prieto la exfoliación facial es fundamental para la belleza de la piel, ya que mediante este procedimiento se retiran las células muertas acumuladas en la epidermis como resultado del proceso natural de regeneración de la piel. La exfoliación limpia los poros y así, los productos de belleza y del cuidado de la piel, penetran más y se obtiene un mejor resultado.
Cada cuánto hacerse una exfoliación? En pieles secas es recomendable realizarlo cada 15 días, en cambio, para pieles grasas y gruesas, conviene hacerlo una vez por semana.
Importante: Pieles con rosácea no deben exfoliarse, ya que podría empeorar el grado de daño de la piel en vez de beneficiarla.

Exfoliar en la casa

La maquilladora y estilista Elvira Montero (9-3293560) entrega dos buenas recetas para exfoliar la piel en la casa dependiendo del tipo de piel:

Piel seca: Mezclar media taza de aceite de coco, media taza de azúcar y media cucharada de extracto de vainilla. Aplicar la mezcla con movimientos circulares suaves en el rostro y enjuagar.

Piel grasa: Mezclar 3 cucharadas de avena en una taza de agua. Aplicar la mezcla dando suaves masajes en forma circular. Dejar secar por unos minutos hasta sentir el rostro tirante y retirar con agua.

El pelo

Elvira Montero (IG: @elvira_montero) entrega consejos para cuidar el pelo después de los efectos del verano:

  • cortar las puntas para eliminar todo el daño
  • complementar con aceites de jojoba, coco o almendras, usándolos como crema de masajes (masajear y dejar actuar durante unos 15 minutos, luego retirarlos con agua tibia y lavar el pelo de manera habitual).

Productos para esta época del año

Limpiador y tónico: No es necesario cambiar el limpiador y el tónico al acercarse el otoño, si es que estos se adecúan al tipo de piel y a uno le acomodan, explica la cosmetóloga Catalina Aguirre. Pero si en verano la piel se resecó mucho o se puso más oleosa y tuvo que cambiar los productos de limpieza, al llegar al otoño hay que preferir un limpiador y tónico que brinden más hidratación y devuelvan el ph normal de la epidermis.

Crema de día: En otoño es recomendable cambiarla por una que contenga vitamina C, E o A, con el fin de comenzar a revertir el daño que inevitablemente sufre la piel en verano por el sol, el agua salada, menos humedad en el ambiente, etc.