Eco Mujer

Energía inteligente

El Día de la Eficiencia Energética es celebrado desde 1998 cada 5 de marzo para sensibilizar respecto de lo importante que es bajar el consumo de electricidad y optimizar procesos y consumo de energía en general. Si no se ha hecho ya, es el puntapié para, por ejemplo, practicar el consumo responsable y sumarse a iniciativas de reciclaje.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Producción: María Eugenia Ibarra Foto: Nicolás Ábalo Maquillaje y pelo: Pati Calfio Asistente de porducción: Belén San Martín

COMPARTIR FORMAS DE AHORRAR ELECTRICIDAD

Mientras más personas cambien hábitos en pro de la eficiencia energética, mejor para el planeta; por eso, el Ministerio de Energía invita a publicar en su web nuestros propios tips o consejos. Se trata de sencillos actos que maximizan recursos, como desenchufar los equipos eléctricos cuando no se estén usando, pues siguen consumiendo energía y desconectarlos puede significar cerca de 10% menos en la cuenta de luz. También va en la línea imprimir en modo ahorro o baja calidad para menor gasto de tinta, abrir el refrigerador solo cuando es necesario, porque recuperar su temperatura le demanda mucha electricidad; elegir colores claros en paredes y techos para aprovechar al máximo la luz natural y usar el calor residual de las cocinas eléctricas, apagándolas unos minutos antes de finalizar la cocción, ya que siguen entregando calor incluso por cinco minutos más.

www.minenergia.cl/usabienlaenergia/

UN METRO MOVIDO POR EL SOL Y EL VIENTO

Se sabe: caminar y el uso de la bicicleta son de las fórmulas más ecológicas para trasladarse. Pero en el transporte público, quienes prefieren el Metro de Santiago también aportan generando menos CO2. Y para 2018, más todavía. Ese año se pretende que cerca del 60% de la energía que requiere el tren urbano provenga de una planta eólica y otra solar instalada en el desierto de Atacama.

COMPOSTAJE MÁS RÁPIDO

El proceso normal que transforma desechos orgánicos en tierra fértil puede tardar hasta ocho meses, pero Urbanatika tiene una alternativa que disminuye este tiempo a menos de una semana. Su intención es masificar las prácticas de reutilización y reciclaje con una compostera automatizada. “Lo nuestro es un proceso de producción agrícola para la ciudad inteligente, un proyecto de economía circular, donde nada es residual”, explica Diego Elorza, ingeniero en automatización y control industrial. Junto a Carolina Callpá, fundó esta empresa, cuyo producto trabaja creando las condiciones ideales del proceso, controlando temperatura, pH y humedad. Como no todos saben o tienen espacio para compostar, la intención también es trabajar con municipalidades, de manera que los vecinos entreguen sus residuos compostables y se lleven a cambio la tierra que necesiten para sus jardines.

Facebook: Urbanatika

Para 2018, cerca del 60% de la energía que requiere el Metro de Santiago  provendrá de una planta eólica y otra solar instalada en el desierto de Atacama.

EL EJEMPLO DEL GIRASOL

La forma más eficiente de trabajo para una planta solar es colocar cada panel fotovoltaico a un ángulo constante de 137 ° respecto del que le antecede, un modelo llamado Espiral de Fermat, en honor al matemático francés que lleva ese nombre. El patrón es igual al de las florecitas que están en el interior de un girasol y que también se conoce como ‘ángulo dorado’. Se ha descrito como la forma en que las plantas de energía solar deben trabajar, según un estudio publicado en la revista Solar Energy, destacando la importancia de la biomimesis, la ciencia que se inspira en la naturaleza para nuevas tecnologías.