Vida Sana

Por unas manos más suaves

El sol del verano, el aire seco de nuestro país, el jabón que usamos, los químicos que nos rodean a diario… todo esto hace que nuestras manos se resequen y se vuelvan más ásperas e incluso arrugadas. ¿Qué hacer para mejorarlas?

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Producción: Male Chahín Foto: Rodrigo Cisterna

Los jabones químicos VS. los naturales

El jabón industrial es totalmente diferente de un jabón artesanal natural, según la cosmetóloga y dueña de la tienda Organic Beauty, Svetlana Raylyan. Los jabones industriales se hacen generalmente con grasa animal y con componentes químicos, que son tensoactivos fuertes que aumentan la formación de espuma, la que finalmente seca la piel. Basta con leer la lista de ingredientes de los jabones industriales y ver la gran variedad de aditivos y productos químicos, además de colorantes y aromatizantes artificiales. También, en algunos tipos de jabón de producción industrial, solo una parte de la glicerina extraída en su proceso de fabricación queda en el jabón, ya que se suele separar y ser vendida en otras presentaciones. La presencia de la glicerina en los jabones naturales es una de sus principales ventajas sobre cualquier tipo de jabón industrial, ya que es la glicerina la que confiere las propiedades humectantes.

Jabón natural artesanal: utilizan aceites vegetales naturales y se realizan con los principios de la fitoterapia y aromaterapia. Poseen glicerina que proporciona un efecto hidratante y suaviza la alcalinidad del jabón bajando el pH. La piel, además de limpiarse, se mantiene protegida contra los efectos negativos de las aguas y factores ambientales nocivos. Sus aceites se mantienen en la piel en pequeñas cantidades, protegiendo la piel de la sequedad.

Exposición de las manos

La doctora Natacha Quezada, dermatóloga de la Red de Salud UC Christus, explica que las manos están en contacto permanente con el medio ambiente y con temperaturas extremas, tanto calor como frío, deshidratando la piel, haciéndola áspera y poco elástica, y en algunos casos tan reseca que se siente hasta picazón. Hay cuatro consejos básicos para lograr manos más suaves:

  1. Aplicar cremas hidratantes cada 12 horas como mínimo.
  2. Preferir jabones suaves.
  3. Distribuir filtro solar 50 cada 3 horas durante el día.
  4. Usar guantes en caso de tareas de aseo, jardinería, etc.

Aceite de coco por la noche

La cosmetóloga y naturópata Svetlana Raylyan (www.organicbeauty.cl) entrega el siguiente consejo para realizar por las noches y así tener unas manos más suaves:

Importante:

Antes de hacerlo es importante lavar las manos. Para prevenir resequedad y cuidar las manos se recomienda 2 veces a la semana. Como tratamiento, puede hacerse todas las noches durante una semana.

Mascarilla de aceite de coco: Aplicar aceite de coco a través de un breve masaje, distribuyéndolo uniformemente sobre toda la superficie de la piel de las manos. Luego, cubrir las manos con un guante de algodón o ponerse guantes quirúrgicos y encima de ellos los guantes de algodón.

Beneficios:

El aceite de coco en las manos durante la noche protege contra el envejecimiento prematuro de la piel, atenúa las arrugas y entrega una gran cantidad de nutrientes necesarios para la piel.

Exfoliar

Según la cosmetóloga y directora del centro Medsthetik Mónica Bohmer (www.medsthetik.cl), exfoliar las manos es importante ya que se eliminan las células muertas acumuladas y las manos se sienten suaves y tersas.

¿Cada cuánto exfoliar? Idealmente, una a dos veces a la semana, dependiendo de las agresiones de la piel.

Dato casero de exfoliación de manos: moler una cucharada de arroz crudo en la juguera y mezclar con gotas de limón y media cucharada de agua. Aplicar por 15 minutos con masajes de forma circular. Al finalizar, siempre poner crema hidratante.

Hidratación constante

La cosmetóloga Mónica Bohmer comenta que las manos están expuestas a continuos lavados, detergentes, calor, frío y el manto ácido hidrolipídico se pierde, disminuyendo así la humedad y tendiendo a la sequedad.

¿Cuánto hidratarlas? Aplicar 2 a 3 veces al día la crema hidratante: Es la forma más simple de protegerlas de la sequedad.

Buen dato: En caso de tener las manos muy secas se aconseja antes de ducharse hacer un masaje con aceite de coco.

Usar guantes

La dermatóloga Natacha Quezada dice que el uso de guantes es indispensable, especialmente en labores como jardinear o lavar los platos.

Cómo debe ser el guante: Lo ideal es que, por dentro, tenga una capa de algodón y por fuera sea de plástico. Debe ser flexible y ajustado, para que sean cómodos y prácticos . Como es difícil encontrar un guante de estas características en el mercado, se recomienda un doble guante: es decir primero usar uno de algodón hipoalergénico y encima uno de látex desechable (de procedimientos médicos).