Moda

El estreno en Los Angeles de Tommy Hilfiger

Después de pasar décadas mostrando en Nueva York su colección de otoño-invierno en febrero, Tommy Hilfiger hizo un giro radical. Presentó su propuesta primavera-verano en Los Angeles y puso la ropa a la venta en ese instante. El mensaje es simple: ¿Te gusta? Cómpralo hoy. Es la tendencia, y al diseñador estadounidense le gusta la vanguardia.

  • Paula Olmedo, desde Los Angeles

Compartir vía email

Fotos gentileza Tommy Hilfiger

El lugar: Tommy Land

Un parque de diversiones instalado exclusivamente para el desfile y el show posterior a orillas de la playa Venice, eso fue Tommy Land. Los invitados encontraron juegos, carritos de dulces, foodtrucks, patinadores, música en vivo y una tienda pop up en la que se podía comprar prendas vintage de Tommy by Frankie Collective. Si bien poco antes del inicio el lugar se cubrió con una inesperada neblina, el ambiente seguía siendo relajado y surfero, nada parecido a la pulcra rigidez de un desfile de modas convencional.

El show previo: backstage

Cinco horas antes de empezar el desfile y en un enorme estacionamiento a una cuadra de Tommy Land estaba todo listo para que los equipos de maquilladores (dirigidos por la famosísima Pat McGrath), peluqueros y manicuristas trabajaran en los looks de las modelos. Alrededor de ellos se movilizaba por turnos un ejército de unos 1000 representantes de medios de comunicación de todo el mundo además de blogueros, coordinadores del equipo Hilfiger y asistentes de vestuario. Gracias a esta sobrepoblación las redes sociales se coparon con imágenes de lo que sería el desfile mucho antes de enceder las luces de la pasarela.

El público: caras famosas

Nunca se sabe si realmente van a llegar, pero siempre son bienvenidas. Las celebridades invitadas suelen aparecer un minuto antes de que empiece el show y son escoltadas por guardaespaldas hasta sus lugares de privilegio. Esta vez la invitada de honor fue Lady Gaga, quien acababa de participar en el Super Bowl y apareció en el desfile con un maquillaje de cristales alrededor de los ojos muy parecido al que lució en el evento deportivo. Por cierto, las cámaras se volcaron sobre ella. También vimos al modelo Lucky Blue Smith, Sofia Richie (hija de Lionel), Kaia y Presley Gerber (hijos de Cindy Crawford), entre otros.

El post show: Fergie

Lo dijo el diseñador: la cultura de los festivales californianos fue una fuente de inspiración de esta colección. La música, entonces, tenía que formar parte del espectáculo. Y lo hizo. Diez segundo después de terminar el desfile, un escenario montado en Tommy Land se iluminó para presentar a Fergie, ganadora de 8 Grammys, quien interpretó y bailó por más de 40 minutos sus mejores éxitos de hoy y de la época de los Black Eyed Peas.

Ver y comprar

La etiqueta #TommyNow era crucial en este evento. Con ella se comunicaba que la ropa y accesorios, tanto de Hilfiger Collection como de Tommy x Gigi, diseñada en colaboración con Gigi Hadid, estaba a la venta en línea en el momento del desfile. Los consumidores podían usar la aplicación Tommyland Snap:Shop, para reconocer y adquirir las prendas a través de imágenes 3D (como las modelos en pasarela), o en 2D, como campañas o páginas editoriales. Es decir, todos los recursos tecnológicos puestos al servicio de una promesa que se resumía en el slogan “see now, buy now”.

Gigi, la ‘socia’

Por segunda vez Gigi Hadid participó en el diseño de una cápsula dentro de la colección de Tommy Hilfiger. En su estreno el año pasado, Gigi (21), una de las modelos más mediáticas de la actualidad y embajadora global de las líneas para mujer de la marca, participó en la creación de un conjunto de piezas que se vendieron mucho más rápido de lo que la compañía esperaba (en Chile, un par de días). En esta ocasión, su rol fue protagónico. Dio entrevistas junto al diseñador, desfiló dos looks y cerró el desfile llevando un ramo de flores de la mano de Tommy Hilfiger.

“Tomamos la inspiración de California, su actitud joven, su estilo de vida relajado y el espíritu de los festivales . El resultado es una colección con mucho estilo americano, guiños a la cultura western y parches para hacerlo más personalizado”, dijo el diseñador.