Vida Sana

Las cremas y las vacaciones

Chile es un país largo y de clima más bien seco, y dependiendo de si se veranea en la playa, lago, cordillera, en el norte o en el sur, la piel se verá afectada de distintas maneras. Aquí los mejores consejos de expertos para que este verano, sea donde sea, se mantenga un cutis hidratado, terso y radiante.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Producción: Male Chahín Foto: Nicolás Abalo

Norte

La cosmetóloga Mónica Böhmer (www.medsthetik.cl) entrega los siguientes consejos:

Desierto: No debe faltar una crema con alta protección UVA y UVB, ya que poseen beneficios antiarrugas, antimanchas, de luminosidad, hidratación y control de grasa dependiendo del producto. Es muy importante cuidar el contorno de ojos, porque esta zona se fatiga con el viento, el sol y el aire seco. Lo ideal es aplicar varias veces al día un gel tipo roll on. Todos los tipos de piel debiesen llevar agua termal y aplicar varias veces en el día. Para las pieles grasas es bueno limpiar a mediodía el rostro con pétalos de algodón impregnados en manzanilla o caléndula, ya que calman y relajan, al mismo tiempo que hidratan y desinflaman.

Playa

Svetlana Raylan, cosmetóloga y naturópata (+56984639104), explica que en la playa el clima húmedo es mucho más favorable para la piel que el clima seco que se vive en el resto del país. La humedad juega un papel importante en el buen funcionamiento de las células. Si hay suficiente humedad, todos los procesos metabólicos pasan en forma correcta y las células tienen el volumen necesario para evitar el envejecimeinto prematuro y la pérdida de elasticidad en la piel.

Beneficios para la piel: El clima marítimo ayuda a mantener el equilibrio de humedad ideal para todo tipo de piel. Ademas, el aire y el agua de mar tienen un gran número de iones, que enriquecen las capas profundas de la piel con importantes micronutrientes, promoviendo la nutrición.

Cuidarse: Sin embargo, además de los beneficios mencionados anteriormente, pasar mucho tiempo al aire libre tomando sol y bañándose en el agua salada ayuda a que la piel se seque y el sol genera la producción de una enzima que destruye el colágeno de la piel, lo que la arruga y envejece, se forman manchas y se acumulan las células muertas en gran cantidad.

Como cuidar la piel en la playa:

1- Limpieza: Es esencial, ya que la sal de mar es muy buena para la piel cuando está diluida en agua del mar, pero al secarse en ella, irrita y reseca. Además, exfoliar la piel para eliminar las células muertas y favorecer la regeneración de nuevas es esencial (no puede ser exfoliación con sales).

2- Hidratación doble: En estas zonas de playa hay que aumentar la cantidad de crema humectante, ya que así se evita la aparición de arrugas prematuras. Lo ideal son cremas ligeras o geles con un alto porcentaje de agua. Se pueden aplicar mascarillas faciales cada vez que se regrese de la playa para una hidratación más intensa, así como sueros hidratantes. Y muy importante es que la crema de noche contenga vitamina E. Puede usarse aloe vera y caléndula para hidratar.

3- Protección contra luz solar: El protector solar debe ser alto y debe aplicarse en todo el cuerpo.

Cordillera

La naturópata y cosmetóloga Svetlana Raylan explica que el clima cerca de la cordillera es más seco, y mayormente hace calor durante el día y frío durante las noches.

Beneficios: El clima seco puede ser útil contra la inflamación en la piel, ya que el aire en la montaña es muy limpio y hay poca humedad. La luz del sol hace que se evapore el exceso de humedad y seca las áreas inflamadas. Para la piel grasa este clima es ideal, ya que los poros no se obstruyen y las espinillas y acné, bajo la influencia de aire limpio y seco, se curan más rápido.

Cómo cuidar la piel: Lo ideal es que las cremas sean un poco más nutritivas por la noche para proteger la piel de los cambios de temperatura.

Extremo sur

La doctora Constanza Ullrich, de Clínica Dermacross, explica que en el extremo sur de nuestro país el clima es seco y el tipo de turismo tiende a ser con menos exposición solar en grandes zonas del cuerpo. Por ejemplo, en Torres del Paine la actividad más frecuente es el trekking.

Cuidados: En los climas secos y fríos lo más importante es una rigurosa humectación de la piel diariamente y repetir su uso según necesidad. Las pieles secas deben tener más cuidado con evitar la resequedad, para esto deben usar cremas más gruesas con ingredientes como ceramidas o karité, por ejemplo. Hay que usar protector solar 50+ cada 3-4 horas mientras haya luz, bálsamo labial a repetición con protección solar -ya que los labios sufren mucho en ese tipo de clima- y el uso de ropa y anteojos que protejan del sol.