Entrevistas

Cauã Reymond

El actor brasileño, quien se hizo famoso por su papel de Jorgito en la teleserie Avenida Brasil (2013), vino a nuestro país para grabar la nueva campaña de supermercados Santa Isabel “Se busca al garoto”, que sortea un viaje a Río de Janeiro para dos personas en su compañía. Pese a que fue una visita ‘flash’, le gustó mucho Chile. “Me encantaría volver”, dijo.

  • Alejandra Villalobos

Compartir vía email

Foto: Jaime Palma

Cauã (36) es relajado y desenvuelto. Su amplia sonrisa, su 1.82 m de altura, su bronceado carioca y la soltura con la que posa frente al lente del fotógrafo no solo refuerzan su pasado como modelo sino también la etiqueta de ‘galán’, que hoy, gracias al éxito de la teleserie Avenida Brasil y su rol protagónico como Jorgito, se extiende por los más de 150 países en los que se transmitió. “Fue una locura”, recuerda.

Cauã nació en Río de Janeiro. Sus padres lo tuvieron cuando eran muy jóvenes y “hippies”, como dice, y por algunos años estuvo en un colegio de sordomudos, algo que todavía, entre risas, no entiende por qué. Y pese a que recuerda su infancia un tanto “dura” -cuando pequeño sufrió de bullying por su boca grande y su extraño nombre-, su adolescencia fue feliz. Con 17 y 18 años fue bicampeón de jiujitsu, y sin querer ese deporte le abrió el camino al modelaje. Una de las marcas que lo auspiciaba hizo una campaña publicitaria donde él fue protagonista, lo que le abrió las puertas para nuevas oportunidades. Tanto así que decidió congelar sus estudios de psicólogía en la Universidad Católica de Río de Janeiro para probar suerte como modelo. Estuvo viviendo en Milán por seis meses, y luego otros seis en París. Fotografió con grandes de la moda como Mario Testino, Karl Lagerfeld y Terry Richardson, y trabajó con diseñadores como Gaultier y Ferré, pero algo no lo convenció. “La verdad es que no me gustó ese mundo, fue un período que me ayudó a viajar, conocí a grandes personas de la moda, pero no tenía cómo crecer, cómo avanzar profesionalmente, y eso me irritaba mucho”, recuerda. Por eso, cuando ganó una beca para entrar a la escuela de actuación de Susan Batson, en Nueva York, de donde salieron actores como Tom Cruise y Nicole Kidman, Cauã no lo pensó dos veces. “Fueron años difíciles, pero que forjaron mi carácter”, dice. Con 22 años regresó a Brasil, y al poco tiempo abandonó por completo la carrera de psicología para dedicarse a la actuación. Hoy, 14 años después, y luego de haber hecho 13 películas, nueve teleseries y varias series de televisión, dice tener muchos desafíos aún: “Todavía me falta mucho camino por recorrer”, asegura. Por eso, hoy se está embarcando en nuevos proyectos tanto actorales como de producción. De hecho, uno de sus últimos trabajos fue producir y protagonizar un videoclip de la cantante brasilera Barbara Ohana, donde personificó a un transexual que busca venganza luego de que un hombre le da una brutal golpiza. “Fue un trabajo muy interesante, donde pretendemos incentivar el respeto por las diferencias, tanto políticas, religiosas como sexuales”, dice.

Además, Cauã es amante de los deportes y la vida sana. “Me gusta mucho nadar, surfear y correr en la playa. También como sano y no bebo mucho”, dice. Pero de lo que más disfruta es de la compañía de su pequeña hija Sofía (4) y de su lugar favorito del mundo, Río de Janeiro.