Belleza

No más puntitos rojos, ¡por favor!

En verano queremos lucir piernas impecables y, lo ideal, sin ninguna manchita o imperfección. A veces, lamentablemente, aparecen en ellas unos molestos ‘granitos’ posdepilación a los que se les ha llamado ‘strawberry legs’ por su aspecto similar a la piel de las frutillas. Les preguntamos a las expertas qué hacer para evitarlos.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Estos puntitos se producen por la inflamación de la salida del pelo desde la dermis cruzando la epidermis. “Esto ocurre porque el canal de salida del vello se encuentra obstruido, por ello el tallo piloso debe doblarse o romper la zona para emerger”, explica la dermatóloga Carla Muñoz.

La solución es simple.

Para evitar estos antiestéticos puntitos la solución es tan fácil como preocuparse de exfoliar e hidratar nuestras piernas. “Lo más importante es hacerlo en forma periódica, mantener la piel bien humectada y evitar rascar o romper los puntitos ya formados”, recomienda Carla Muñoz. Lo ideal, cuando se sufre de este problema, es exfoliar suavemente tres veces a la semana (al conseguir una piel más suave basta con una) e hidratar a diario. Como en verano resulta imposible no pasar varias veces por algún método de depilación hay que tener ciertos cuidados. “Tienes que conocer tu piel”, afirma Karen Espinoza. “Si está reaccionando mal a un método es mejor que lo cambies por otro o el daño se incrementará”, advierte. Una mala noticia es que este aspecto de ‘piel de frutilla’ tiende a ir empeorando si no se trata. “Hay un riesgo de que se generen infecciones en la zona, ya que es una ‘puerta abierta’ o ‘miniherida’ que se genera en cada uno de los puntitos. Eso permite que penetren a la dermis bacterias que normalmente están por sobre la epidermis”, explica la dermatóloga.

En ‘piel’ de guerra.

Los puntitos rojos se producen por la inflamación de la salida del pelo desde la dermis cruzando la epidermis. “Esto ocurre porque el canal de salida del vello se encuentra obstruido, por ello el tallo piloso debe doblarse o bien romper la zona para emerger”, explica la dermatóloga y directora médica del centro dermatológico Globalderm, Carla Muñoz. “En general la depilación conlleva un nivel de agresión para la piel. Y si esta se encuentra deshidratada y gruesa, se resentirá más que una que esté bien cuidada”, afirma la cosmetóloga y directora del centro Zapatitos Rojos, Karen Espinoza.

¿Qué más se puede hacer?

Los tratamientos de depilación definitiva son los métodos ideales para terminar con este tipo de problemas. Pero también existen recetas caseras que ayudarán a exfoliar la piel y, por ende, a tener piernas más suaves y bonitas. Karen Espinoza propone este ‘exfoliante de café’ y el aloe vera para potenciar la acción de la crema hidratante.

Suavidad asegurada

Ingredientes:

– ½ taza de café molido

– ½ taza de azúcar normal

– ½ taza de aceite de oliva o normal

Mezclar todo y utilizar en la ducha antes de mojar la piel. “Lo ideal es que exfolies todo tu cuerpo, hazlo con movimientos circulares ascendentes para activar la circulación. El café también ayudará a lograr ese objetivo”.

Tiempo: 3 minutos por cada zona del cuerpo.

Máxima hidratación

Ingredientes:

– 1 hoja de aloe vera

– Crema hidratante que actualmente utilizas.

Se parte la hoja de aloe vera en dos y se extrae la pulpa interna con una cuchara, raspando la hoja para que salga en forma de gel. Esta pulpa se mezcla con la crema corporal y luego se aplica en el cuerpo. “No mezcles el aloe vera con toda tu crema, porque al no tener conservantes se puede deteriorar todo el producto”, advierte Karen. “Mézclala en tus manos antes de aplicarla. Lo ideal es realizarlo 1 a 3 veces por semana”, recomienda.