Belleza

Cómo combatir a los archienemigos del pelo tinturado

Con el aumento de la temperatura llegan las piscinas y viajes a la playa, que sin darnos cuenta dañan el cabello y pueden incluso hacerlo cambiar de color. Para evitar malos ratos y cabelleras deshidratadas -y decoloradas- conversamos con Vicente Ferrer, peluquero y maquillador en The Boss, y con Maira Velázquez, experta en coloración de Leonidas Hairdresser.

  • Francisca Quirós

Compartir vía email

Foto Getty Images

El sol, de quien tanto protegemos la piel, también tiene otra víctima silenciosa: el cabello. No es un secreto que el cloro de las piscinas daña el pelo y hasta puede decolorarlo, y sumado a la acción de los rayos UV sobre nuestras cabezas la combinación solo puede terminar en desastre. Vicente Ferrer, de la peluquería The Boss, y Maira Velázquez, de Leonidas Hairdresser, nos dieron sus mejores consejos para evitar que el cabello pierda su color y se deshidrate.

1. Atrévete a usar sombreros.
“El sol es una de las principales razones por las que el cabello se ve rojizo o cobrizo en las chicas que tienen pigmentación de pelo oscura, y más aun cuando tienen cabellos muy dañados y tratados químicamente”, explica Vicente. “Si nos tenemos que exponer involuntariamente al sol, es recomendable ponerse un sombrero que cubra nuestro pelo”, dice Maira. Por el contrario, si decidimos broncearnos, es bueno recubrir el cabello antes con algún protector o serum con factor UV. “Hoy en día hay una gran variedad de productos con protector UV en el mercado. Eso sí, debes encontrar el indicado para ti, ya que hay algunos que no se absorben bien en el cabello y se ve sucio”, agrega Vicente Ferrer.

2. Masajes hidratantes
Si el pelo ya está deshidratado o seco, es necesario aplicar un masaje o tratamiento de hidratación en alguna peluquería o en la casa. “Lo que recomiendo y he visto que ha resultado muy bien con mis clientas es ocupar una crema de tratamiento de las más baratas y que con ella puesta se tiren a la piscina. Al salirse, que se enjuaguen bien en la ducha”, explica Vicente. “Cualquier masaje hidratante es bien recibido, no se debe esperar a que el pelo se sienta sedoso, ese no es un indicador directo de un cabello hidratado”, añade Maira.

3. Bienvenido sea el aceite de coco.
“Si no tienen la posibilidad o el tiempo de ir a una peluquería y hacer masajes de hidratación, es bueno comprar aceite de coco”, comenta Maira. Se aplica semanalmente, dependiendo del nivel de daño previo, y se deja actuar por unos minutos. Luego se enjuaga bien y listo.

4. ¡Evita los colets!
“Hay que tratar de no usar colets o elásticos, estos se enredan en el pelo y lo cortan”, dice Maira. Gracias al calor, el cabello suelto no es una opción muy apetecible, pero la experta advierte que hay que tener cuidado, ya que es un mal elemento -y más si lo apretamos mucho-. “Prefieran los tomadores, los lazos o pañuelos”, agrega. “Para las de cabello rizado también hay una gran cantidad de cremas para peinar que en su mayoría son hidratantes. Esta es la época en la que tienen que aprovechar de andar con los rulos sueltos, bien formados y ojalá dejar que se sequen solos, ya que así toman mejor forma”, comenta Ferrer. “Una crema y un buen corte de pelo hacen que te despreocupes de los rulos mientras estás de vacaciones”, agrega.

5. Cuidado con el sudor.
“El sudor se hace presente y es habitual pasar las manos sobre la frente y arrastrarlo hacia el cabello. ¡Eso no está bien! El pH del sudor puede causar deshidratación e incluso puede cambiar el color del pelo, oxidándolo y haciéndolo ver anaranjado”, explica Maira. Cuando sube mucho la temperatura recomienda andar con pañuelos o alguna toalla de bolsillo para secar la frente suavemente. Lavar la cara seguido también es un buen método para evitar que la transpiración se esparza.

6. Atención con el cloro de la piscina.
Las piscinas deben ser mantenidas constantemente con químicos, que contienen metales extradañinos para el pelo. “Un químico común es el cobre, que se puede adherir a nuestro cabello y dejarlo verde en algunos casos. Siempre recomiendo un gorro de baño, pero las más pretenciosas pueden aplicar aceite de argán antes de entrar al agua”, explica Maira. Si el aceite de argán no es una opción, también es posible aplicar acondicionador sobre el pelo seco. “Las siliconas de estos productos recubren las hebras y no permiten el contacto directo con los químicos”, agrega Maira. En caso de que el pelo ya esté verdoso hay dos opciones: “Si no se aguantan a que se les salga este pigmento con los lavados, hay que neutralizar con otro color en una peluquería”, agrega Ferrer.

7. No a los sulfatos.
“El pelo teñido siempre es más débil, así que en este caso recomiendo el uso de champús sin sulfatos y hacer baños de color al menos cada 15 lavados, para mantener el brillo del pelo”, comenta Maira Velázquez. Vicente recomienda incluso que “traten de no mojarlo en piscinas”, debido al daño que producen los químicos.