Vida Sana

Cómo usar (sin sufrir) zapatos con taco

A la mayoría de las mujeres nos gusta usar zapatos con taco porque son bellos y estilizan, pero a veces causan dolor en la espalda y en los pies. Aquí una guía que ayudará a resolver este problema.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Producción Male Chahín  Foto Alejandra González

Al rescate de los tacones. En Nueva York acaba de lanzarse un programa revolucionario llamado “High Heel Rescue” (“Al rescate de los tacones”). Su creadora es la famosa instructora de pilates y personal trainer Ilaria Cavagna, quien durante años ha buscado una manera simple y efectiva para que las mujeres podamos usar los zapatos taco alto sin tener dolor en los pies, rodillas, espalda baja y cuello.
Mujeres atléticas: Según Ilaria Cavagna: “Caminar con zapatos taco alto es una actividad muy demandante para nuestro cuerpo, por lo que toda mujer que los use debiese considerarse una atleta, y tal como lo hacen los atletas profesionales, nosotras también tenemos que compensar los daños causados por esa desafiante actividad diaria”.

El sitio web es highheelrescue.com y aquí pueden encontrar ejercicios y descargar el libro en forma gratuita.

Nuestros pies. Los pies son una de las partes más importantes del cuerpo:
-Son el espejo de la salud. Cualquier cosa que no esté bien en el organismo se verá reflejada en los pies, y viceversa.
-Los pies, junto con la mandíbula, la parte interna de los oídos y los ojos son los receptores que se comunican con el cerebro para lograr la postura. Si los pies no están bien mandarán una información incorrecta al cerebro y eso se traducirá en una mala postura.
-Los pies son la base de nuestra línea de gravedad, de la manera en que nos paramos. Esta línea de gravedad se ve comprometida día a día con la vida moderna de hoy: cuando estamos frente al computador o cuando miramos nuestro celular, siempre estamos llevando la cabeza un poco más adelante. Y si esto lo hacemos con zapatos de taco alto, se incrementa.
Importante: debemos entrenar nuestros pies para darles las correctas herramientas y así se adapten de la mejor manera posible al mundo moderno de hoy.

Qué zapatos con taco usar. Para Ilaria Cavagna es muy importante el zapato que se use durante el día o la noche, dependiendo de la ocasión:

-Para un largo día de oficina y de correr de un lado a otro con reuniones: Se recomiendan zapatos de hasta 6 cm. Con esta altura el pie no está tan estresado y se pueden mantener los movimientos naturales.
-Para más femineidad: Aquí los zapatos de 7,5 cm son ideales, pero hay que entender que se compromete la altura con la comodidad. Aquí se reduce la cantidad de tiempo en que se puede estar de pie con tacos, ya que hay más presión en la parte baja del pie.
-Para un fin de semana de verano: Aquí es ideal el uso del terraplén, ya que son más cómodos y al ser el taco de una sola pieza, el arco del pie es mejor soportado.
-En la casa: Tratar de andar descalzas para traer el pie otra vez a la ‘vida’, ya que esto ayuda a conectar el sistema nervioso del pie con el cerebro, el pie se abre y la postura mejora.
-En la playa: Caminar descalza por la arena es el mejor gimnasio para los pies.

Buenos consejos. Ilaria Cavagna entrega algunos consejos para soportar mejor el andar con zapatos con taco:

-Al estar de pie, no pararse con el peso en una sola pierna por un largo rato. Distribuir el peso del cuerpo de igual manera en ambos pies.
-Imaginarse tanto al estar de pie como sentada que se está siendo suspendida por una cuerda que va desde el techo a la parte más alta de la cabeza. Esto ayuda a conectar la musculatura correcta para una mejor postura.
-Caminar lentamente sin apuro al usar tacos.
-Los metatarsos (parte de la planta del pie que viene después de los dedos) son una zona sensible; al ponerse zapatos con tacos, una plantilla aliviará y entregará amortiguación a la zona.

Dos buenos ejercicios.
1. Para fortalecer y preparar el pie para el uso del taco alto:
“Sacudir el pie”: este ejercicio crea espacio entre los dedos y aumenta la agilidad.
Cómo hacerlo: sentarse cómodamente en un piso o sobre el suelo. Cruzar un tobillo para apoyarlo en la pierna contraria y deslizar los dedos de la mano entre los dedos de los pies (semejando los dedos de la mano al separador que se usa en una pedicure) y sostener por algunos segundos. Sostener el pie firme y hacer círculos con el tobillo. Luego, suavemente forzar los dedos a una extensión y flexión. Repetir con el otro pie.

2. Para relajar el pie después de usar zapatos con taco durante horas:
“Elongación de la pantorrilla”: Este ejercicio ayuda a estirar y descomprimir toda la musculatura de la zona baja de piernas y pies.
Cómo hacerlo: De pie frente a una pared con las manos apoyadas para mejor equilibrio. Una pierna llevarla adelante y la otra lo más atrás que se pueda, manteniendo el talón en contacto con el suelo. Hay que lograr una línea diagonal entre el talón de atrás y la coronilla de la cabeza. Sentir la elongación de la pantorrilla y para acentuarla aun más y sentirla más efectiva presionar el talón contra el suelo, mientras se levantan los dedos de ese pie. Mantener unos segundos y repetir con la otra pierna.