Panoramas

Rituales para recibir el 2017 con las mejores energías

Siempre estamos buscando y deseando que el año siguiente sea mejor que el que pasó. Las tarotistas Blanche y Paula Dauvin proponen sencillos rituales para llenar de buenas vibras este fin de año.

  • Aranzazu Otárola

Compartir vía email

Velas para todo
Prepare una bandeja con seis velas, cada una de diferente color: rojo, rosado, blanco, morado –lila o violeta también sirven–, amarillo y verde. Rodeándolas, se debe colocar ramas de canela, cáscara de ajo, romero, laurel, ruda y miel. “Al encender las velas, lo haremos concentradas en nuestros sueños y deseos”, dice la tarotista. “Los rituales con velas se hacen desde la antigüedad, por el poder del fuego para proteger y dar vitalidad mediante la luz y el calor. Combinándolo con colores, podemos obtener objetivos específicos”, agrega Paula.

Rojo: al encender esta vela, se debe dar las gracias por lo recibido este 2016. Una vez que pensamos en lo que hicimos,  pediremos por lo que queremos lograr en el amor durante el 2017.

Rosado: al igual que con la anterior, se agradecerá por los afectos recibidos durante este año. El pedido será por el amor y ternura que queremos para el próximo año. Si queremos mandar amor a alguien que ya partió o a alguien que está lejos se puede hacer con la esta vela.

Blanco: Con ella agradeceremos por todo lo que nos dio paz y pediremos por nuestra paz, la de los seres queridos y la del mundo.

Morado: es la destinada a agradecer las buenas energías entregadas hacia nosotros durante el 2016 y pedir que todo lo malo que nos pueda suceder el 2017 transmute en algo positivo

Amarillo: Al encender esta vela, daremos gracias por lo recibido en las áreas profesional y monetaria. Al pedir, hay que centrarse en ese trabajo que queremos, el negocio propio que estamos por empezar, los estudios y la prosperidad en general.

Verde: este color está vinculado con la salud. La idea es encenderla y agradecer por los buenos momentos que tuvimos el 2016, y pedir que en 2017 mejoremos las dolencias del alma y del cuerpo. Todo esto lo podemos pedir también para nuestros cercanos.

La tarotista añade: “dejamos que se consuman todas las velas y si no se logra, las encendemos nuevamente el día siguiente hasta que se acaben. Si va a dormir, o no estará cerca de ellas, siempre apáguelas. Los restos se ponen en una bolsa y se botan en un basurero, lejos de casa”, explica Paula.

A quemar lo viejo y guardar lo nuevo

En un papel se debe anotar todo lo que nos sucedió durante este año y queremos alejarlo.  “Lo más importante es que una vez escrito, el papel debe ser quemado en lo posible en un pocillo de greda o una olla. Las cenizas que queden, se botan en un lugar donde el agua corra, como por ejemplo el inodoro”, explica Paula. En otro papel, escribimos lo que queremos para nuestra vida durante el año que viene y luego lo guardamos en una bolsita roja, en un lugar donde siempre lo veamos o nos acordemos. Este ritual es ideal hacerlo entre Navidad y año nuevo.

Lentejas mágicas

Es un clásico. La costumbre de comer lentejas a medianoche del año nuevo viene de Italia y allí muchas personas la sustituyen por uvas. “En España hay quienes añaden una cucharadita de lentejas estofadas al menú de fin de año, aunque también se pueden tomar en la mañana de año nuevo”, explica Blanche. “Para que la magia de las lentejas traiga prosperidad, hay que comerlas inmediatamente después de brindar con champán en el momento del cambio de año”, agrega la tarotista.

Amor de oro

Para atraer el amor, el anillo de oro no puede faltar al momento de levantar la copa y brindar por el año que está comenzando. “No hay que sacar el oro de la copa hasta después de beber y de abrazar a los presentes en el momento de celebrar, de lo contrario el ritual no vale”,  destaca Blanche.

 

Predicciones 2017: El Año de la Rueda de la Fortuna – Revista Mujer