Columnas

Fetiche: Bralette

Prenda de vestir que cubre el espacio comprendido entre la sisa y la zona inmediatamente bajo el busto. Carece de aros o rellenos tendientes a remodelar las formas naturales del cuerpo. Flexible, simple, ligera e informal, es apropiada para tallas pequeñas. Confeccionada en una gran variedad de tejidos y colores, incorpora distintos elementos decorativos. A pesar de ser una pieza de lencería, en la actualidad es considerada una vestimenta exterior.

  • Pía Montalva

Compartir vía email

ORIGEN.  Diversos hitos en la historia de la indumentaria anteceden a la aparición del bralette. En primer lugar, la emergencia del corsé salud hacia 1894 ofrece algo menos de compresión, para ejecutar los movimientos asociados a los desplazamientos en bicicleta o a pie, símbolos de la autonomía femenina. Luego, alrededor de 1914, la invención del sostén triangular provisto de breteles aporta la posibilidad de revestir la piel sin oprimirla. Por el contrario, el bandeau de los 20, adoptado por las garçonnes, propone sostener los pechos aplastándolos sin separarlos. Ambos inventos contribuyen a velar la desnudez y llevar con tranquilidad los vestidos semitransparentes en boga. En tercer lugar, durante los años 50, la creación de un sujetador diferenciado, destinado a las adolescentes, entrega nuevas concepciones estructurales tomando elementos de las antiguas camisolas y camisetas. Por último, el sostén deportivo o jogbra, diseñado en 1977 por Hinda Miller, Lisa Lindahl y Polly Palmer-Smith, brinda la protección necesaria para realizar actividad física de alto rendimiento que impacta directamente los pechos. La propuesta, en forma de mini-top sin espalda, introduce un corte lateral que impide el aplastamiento de las mamas, una banda ancha en la parte inferior que funciona como soporte y tirantes anchos cruzados atrás, a modo de suspensores.

Rodarte, Prada, Miu Miu, Giambattista Valli, Altuzarra, Victoria Beckham, y Kenzo han  añadido a sus colecciones de primavera 2017 diferentes versiones de bralettes, para el día o la noche

TENDENCIA. Si bien el bralette ha integrado, desde hace años, la oferta de lencería, su inclusión en las tendencias de moda es de corta data. Una de sus principales impulsoras es la modelo estadounidense Kendall Jenner, quien concilia en sus outfits glamour, naturalidad y confort. Jenner combina el bralette con jeans ubicándolo sobre una polera blanca; o bien lo exhibe bajo un conjunto pantalón y amplia chaqueta, en seda negra con motivos chinescos dorados.