Moda

Vitrinas para soñar

El espíritu navideño invade cada rincón del mundo. A mediados de noviembre las tiendas departamentales más importantes de Nueva York, Londres y París se tiñen de fiesta y convierten sus grandes vitrinas en todo un espectáculo repleto de moda, luces, arte y brillo, que atrae a miles de personas.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Bergdorf Goodman, Nueva York


Este año, a diferencia de los anteriores, las vitrinas de las tiendas ubicadas en las calles 57 y 58 comparten la misma temática. ‘Destination Extraordinary’ -o en español ‘Destino Extraordinario’- es el título de estas gigantescas vidrieras. “Estas ventanas son un paisaje de lo inesperado”, afirmó el director creativo y artista visual de Bergdorf Goodman, David Hoey, a los medios estadounidenses. “Son remezclas delirantes de los dioramas clásicos vistos en los museos de historia natural”, explicó. Los dioramas son maquetas que representan una escena en especial, y para lograr este cometido se contrató a artesanos que pintaron a mano los telones de fondo y crearon piezas únicas para cada escena. Las vidrieras se componen de cinco escenas, y en cada una de ellas hay incluida una prenda de una firma de lujo, como ‘The Winter Garden’, un extravagante invernadero con esculturas gigantes de mantis religiosas donde destaca un vestido de la colección 2017 de Gucci, o ‘The Hitch Hiker’, una escena inspirada por las postales del Oeste salvaje donde un piloto posa en medio de un campo de cactus pintados a mano enfundado en Roberto Cavalli.

Bloomingdale’s, Nueva York


Fundada en 1872, es una de las tiendas más grandes de Estados Unidos. Este año, para celebrar la temporada navideña, reunieron a un grupo de ocho artistas visuales para que se inspiraran en torno al tema de su campaña ‘Lights up a young mind’ (’Ilumina una mente joven’) y dieran vida a artísticos candelabros para iluminar las vitrinas de la tienda. Entre los artistas invitados se encuentra la escultora española Inma Barrero, quien bautizó su obra como ‘Reflections’ (’Reflexiones’), y que expresa la conexión entre nosotros, nuestro entorno y la luz siempre cambiante. Cada pieza muestra las huellas dactilares de la artista y las sombras de estas se proyectan sin cesar por todo el espacio. Otro de los artistas fue Sean Augustine March, quien comenzó su carrera pintando figuras geométricas para luego crear esculturas de esta misma línea con vidrio dicroico. Su obra se llama ‘Luminescence’ (’Luminiscencia’) y se centra en las características ópticas de la luz, que logra crear un ambiente de formas geométricas y colores.

Harvey Nichols, Londres


Las vitrinas de esta tienda departamental de lujo se inspiraron en la arquitectura romana para esta temporada navideña. ‘Britalia’, el título de su campaña invernal, fue lanzada a principios de noviembre y se centra en la moda, la comida, las bebidas y los productos de belleza de la cultura italiana. “No hay un mejor momento para celebrar a Italia. Todos los aspectos de su cultura están experimentando un renacimiento y nuestros datos de ventas muestran que los productos italianos son los regalos a los que nuestros clientes recurren”, expresó Shadi Halliwell, directora de marketing de Harvey Nichols, a los medios ingleses. En la fachada de la tienda se lucen columnas de mármol mientras que detrás de los cristales de sus vitrinas caen enormes drapeados de papel (pesan alrededor de 1.300 kg), que simulan ser aquellos cortinajes tan característicos de las óperas italianas del siglo XIX. Otro de los espectáculos de la vidriera es su ‘Bad Santa’, que solo es visible durante la noche, y que es iluminado con luces ultravioletas en ciertas partes de su cuerpo como un toque artístico más abstracto.

Saks Fifth Avenue, Nueva York


‘Land of 1.000 Delights’, o en español ‘La tierra de las 1.000 delicias’, es el tema de las seis vitrinas de esta tienda neoyorquina inaugurada el pasado 21 de noviembre. Con más de 13.000 pies de guirnaldas de luces, detrás de los cristales se lucen personajes del clásico Cascanueces, rodeados de algodón de azúcar, pasteles gigantes, conos de helado, grandes paletas multicolores, globos y castillos que parecen hechos de galleta. La decoración interior de la tienda también se impregnó del espíritu navideño y actualmente luce como una especie de invernal País de las Maravillas. “Todo, desde nuestro espectáculo de luces, pasando por nuestras seis vidrieras hasta la decoración interior de la tienda, es brillante y vibrante”, aseguró el director de marketing de Saks, Mark Briggs. “¿Y qué cosa es además de brillante y vibrante, entretenida? ¡Los dulces!”, afirmó a los medios estadounidenses.

Printemps, París


La actriz Uma Thurman inauguró el pasado 3 de noviembre la vitrina navideña de Printemps. En representación de la marca Jimmy Choo, una de las tres que colaboraron en el diseño de las vidrieras de este año (las otras dos son David Yurman y Bonpoint), Thurman asistió junto al director ejecutivo de la tienda, Paolo de Cesare. Es ya casi una tradición que una celebridad, vinculada de alguna forma a Printemps, sea invitada a inaugurar las vitrinas. El año pasado fue Kate Winslet, embajadora de la marca de belleza Lancôme, una de las firmas asociadas a la campaña navideña en esa oportunidad. La historia de las vitrinas de este año tiene por protagonista a dos niños que entran a la tienda de noche y descubren una serie de escenas de fantasía. Una banda de animales parlantes, muñecas gigantes, calendarios de adviento, velas, los stilettos Avril con incrustraciones de cristal de Jimmy Choo (que cuestan alrededor de 3.900 euros) y un bolso azul bordado de Gucci de más de 2.700 euros son parte de las once vidrieras que están iluminadas por 90.000 luces led.