Vida Sana

Dormir bien para despertar mejor

Durante la noche las células de la piel descansan y todo el estrés del día se ve compensado. Por esto es muy importante lavar el rostro y aplicar buenos productos. Pero también influyen la funda de la almohada y la postura al dormir, entre otros factores, para amanecer mejor.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Hora de renovarse. La dermatóloga de la Red de Salud UC Christus Natacha Quezada explica que durante la noche es la mejor hora para aplicar productos en el rostro, ya que mientras dormimos las células compensan el estrés oxidativo producido y se continúa con el recambio celular de la piel.

Cuándo poner las cremas: Hay que aplicarlas al menos 10 minutos antes de ir a acostarse, masajeando el rostro hasta que se absorban. Así no quedan impregnadas en la funda de la almohada y no se pierde el producto aplicado.

La  funda de almohada es esencial para mantener una piel más joven y saludable. La cosmetóloga y directora del centro de estética Medsthetik, Mónica Böhmer (medstehtik.cl), explica por qué debemos preocuparnos de que este accesorio esté siempre limpio y cuál es la tela ideal:

-lavarlas 1 vez a la semana: mientras dormimos, la piel se oxigena, respira, se regenera, por lo que las células muertas de la piel van quedando adheridas sobre las fundas de las almohadas. Al no lavar la funda al menos una vez a la semana los poros de la piel vuelven a obstruirse. Muchas infecciones, sobre todo en casos de acné, se deben a la mala higiene de la funda.

-cambiar de lado la almohada cada noche: muchas arrugas se generan al dormir y estas fácilmente pueden ser prevenidas. La almohada de algodón es un tejido natural que genera pliegues y estos forman arrugas en nuestra piel, ya que la cara está situada contra la almohada toda la noche, dejando los pliegues marcados en el rostro. Para no profundizar esas marcas se recomienda cambiar cada noche la almohada de lado.

-fundas de seda: con las almohadas de algodón se genera más presión y, por ende, mayor cantidad de arrugas y pliegues que con el tiempo pueden hacerse permanentes. La seda minimiza este contacto evitando surcos y además no absorbe la humedad de la piel ni el pelo, por lo que ambos permanecen hidratados.

Consejos de belleza. La periodista y cosmetóloga Catalina Aguirre (cataaguirreboza@gmail.com) enumera algunos consejos para aplicar por la noche y así amanecer con una piel radiante y saludable:

1. Exfoliar la piel en profundidad una vez por semana antes del tratamiento nutritivo. Una manera simple y casera es humedecer la cara con agua y aplicar con la mano una cucharada de azúcar de grano fino o granos de café molidos, realizando movimientos hacia arriba. Las mujeres con pieles sensibles deben tener cuidado, porque les puede irritar.

2. Los músculos de la cara también necesitan ser ejercitados para evitar la flacidez y pérdida de elasticidad. Para esto se debe realizar gimnasia facial cinco minutos antes de ir a dormir. Existen múltiples ejercicios que pueden ser encontrados en internet.

3. Para lograr una piel más tersa y suave, una vez por semana después de la limpieza en la noche, usar un poco de miel mezclada con un par de almendras trituradas y aplicar la pasta uniformemente por el rostro. Dejar actuar unos minutos y retirarla con agua muy fría.

4. Para revitalizar y mejorar la uniformidad de la piel, después de la limpieza mojar una toalla en leche fría y ponerla sobre la cara por cinco minutos. Luego limpiar y aplicar el suero y crema nutritiva nocturna. Repetir 2 a 3 veces a la semana.

Posturas al dormir. La postura al dormir también es importante para evitar las arrugas y amanecer con la piel más revitalizada. Así lo explica la cosmetóloga Mónica Böhmer:

-evitar dormir con cadenas, collares o aros que puedan dejar marcas.

-la postura incorrecta es boca abajo, ya que se retiene líquido, por lo que se despierta con bolsas y ojeras bajo los ojos.

-la postura de lado tiende a arrugar el rostro y aumentan los pliegues del escote.

-dormir boca arriba es lo más recomendado, ya que no provoca presión sobre la piel de la cara y descongestiona el rostro y cuello.

Pelo. El pelo también puede cuidarse durante la noche, para que al despertar luzca con más vida. La dueña de la peluquería natural y orgánica Te Quiero Verde, Maida Serrano (www.tqv.cl), entrega los siguientes consejos:

-No acostarse con el pelo mojado: No es bueno que quede húmedo muchas horas, especialmente en las raíces. Eso facilita el surgimiento de hongos como la caspa.

-No dormir con un moño tirante: Hay que darle un descanso al cuero cabelludo, y además el movimiento y roce del pelo con la almohada puede hacer que el pelo se corte si el moño es muy apretado. Lo mejor es dormir con el pelo suelto y si se prefiere tomado: una cola o trenza suelta.