Vida Sana

¡Que el calor no detenga tus entrenamientos!

Hacer ejercicio con más de 30 grados puede ser un infierno, pero no es momento de parar, el verano está encima y tenemos que cumplir nuestras metas. Por eso aquí algunos consejos para que las altas temperaturas no sean un obstáculo.

  • Patricia Morales

Compartir vía email

Entrenamiento en el agua
Una buena opción es realizar ejercicios en el agua. “Tiene, en corto tiempo, un gran impacto neuro-muscular y metabólico” explica Diego Pérez, gerente de operaciones de la cadena de gimnasios O2 fit. Si nunca has realizado este tipo de entrenamiento lo que se recomienda es partir con Aquarobic, pero si estás acostumbrada a rutinas más intensas el Aqua Power es una buena opción.

Climatización adecuada
El aire acondicionado puede ser nuestro mejor aliado cuando hace calor, pero hay que asegurarse de que sea de buena calidad. AirLife es un  un innovador sistema basado  en la inyección de oxígeno ionizado, que purifica y restablece las propiedades naturales del aire en recintos cerrados climatizados. También siempre está la opción de hacer ejercicio al aire libre, ahí lo ideal es privilegiar espacios con mucha sombra natural y no elegir horarios de mucho calor.

Anímate con el entrenamiento matutino
Evita las horas con temperaturas más altas e intenta realizar un programa de ejercicios antes de comenzar con tus tareas diarias. No solo estarás evitando el calor, también le darás una inyección de energía a tu cuerpo para sentirte más activo y animado. “Muchas personas descartan esta opción, porque no están dispuestos a levantarse más temprano de lo habitual, pero es bueno aclarar que no es necesario invertir tanto tiempo en el gimnasio para lograr buenos resultados. Solo 30 minutos de un programa correctamente planificado y ejecutado, son suficientes”, explica Diego Pérez.
Además, entrenar durante la mañana ayuda a ajustar los ritmos biológicos, contribuye a regular el metabolismo, disminuye la ansiedad, incidiendo también en una mejor calidad en el sueño.