3. Gira el pincel, de modo que la diagonal quede sobre la línea, y devuélvete hacia la mitad del ojo. Con esto das grosor al trazo.

  • camila.marnich

Compartir vía email

3. Gira el pincel, de modo que la diagonal quede sobre la línea, y devuélvete hacia la mitad del ojo. Con esto das grosor al trazo.