Belleza

Tiger eye, lo nuevo para castañas

La nueva tendencia en mechas se llama ‘ojo de tigre’, y está inspirada en la piedra cuyos minerales le otorgan un fascinante degradé en amarillo, dorado y café.

  • Arantzazú Otárola

Compartir vía email

Fotos Getty Images

Colores tierra. Considerada una piedra semipreciosa, el ojo de tigre combina cuarzo, limonita y riebeckita, minerales que en conjunto conforman una superficie rayada en tonos amarillos, dorados y cafés. Este mismo efecto es el que las mechas ‘tiger eye’ imitan sobre los cabellos castaños. Celebridades como Kate Beckinsale, Jennifer Lopez y Jessica Alba han mostrado este estilo en sus redes sociales y eventos durante los últimos meses, poniendo como número uno esta tendencia en Estados Unidos. “Pese a que no tiene grandes diferencias con otras técnicas de degradado, esta es cada vez más preferida por las mujeres que quieren dar un efecto natural a su cabello”, dice Juan Freddy Cataldo, estilista y socio director de la peluquería Borchard Hair.

interiorLas diferencias. Las mechas californianas, balayage y babylights fueron tendencias antecesoras al tiger eye. La gran diferencia entre unas y otras destaca en los tonos y la ubicación. “El ombré o las mechas californianas son más gruesas y marcadas específicamente en el final del cabello y los tonos son bien rubios. El balayage, por otro lado, parte de más arriba, las mechas son más delgadas y se concentran en la punta, los tonos pueden ser muy rubios o cenizos, y en las babylights las mechas son mucho más delgadas y el color en las puntas es más sutil”, plantea Escudero. El estilista Cataldo agrega que la idea de esta tendencia es que la melena castaña se vea brillante: “Esto dulcifica los rasgos de manera muy natural, añadiendo destellos al pelo”.

¡Yo lo quiero! Para llegar a este efecto, el estilista debe primero separar el cabello y aplicar decolorante a mano alzada. “Se dibujan líneas de distinto grosor, largo y ubicación. Cuando el cabello se encuentre con el diseño deseado, se suma la  tintura con los distintos tonos”, explica Ricardo Escudero, socio y estilista de la peluquería Ricciarelli. Si bien esta técnica es válida para cualquier color de pelo, los especialistas coinciden en que la base ideal son melenas castañas: “El efecto deseado se aprecia mucho mejor que en otros tonos”, añade Escudero.