Tendencias

Corset braids: Cintas (entre) trenzadas

Las últimas tendencias de cabello se han denominado ‘hair safe’, debido a que no lo maltratan con ningún tipo de químico que altere su fibra capilar. Siguiendo esa línea es que llegaron las corset braids -trenzas a las que se les entrelazan coloridas cintas a lo largo de toda su extensión- para esta temporada. Les preguntamos a los expertos el paso a paso de este peinado.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Foto: Getty Images

¿De dónde salieron?

Las corset braids fueron vistas en la Semana de la Moda de Vancouver (Canadá), durante el desfile de la diseñadora y artista Lesley Hampton en agosto pasado. Vienen a reafirmar la popularidad que cualquier peinado que involucre trenzar los cabellos ha experimentado desde los últimos meses, especialmente con las denominadas boxer braids o ‘trenzas de boxeadoras’ -aquel trenzado bien ajustado que comienza en la raíz del cabello y se extiende hasta las puntas-, que repleta redes sociales y fue adoptado por celebridades como Kim Kardashian, la modelo Karlie Kloss y la fashion blogguer italiana Chiara Ferragni. “La novedad que traen las trenzas corsé es la forma en la que se adornan”, afirma el estilista y hair dresser de Peluquería y Barbería Condell Ignacio Green. “Lo ideal para este peinado es unir dos trenzas con cintas que se cruzan, como si fueran cordones de zapatos o bien -como su nombre lo dice- asemeje un corsé”, agrega.

Trenzado a la obra

El procedimiento para conseguir unas perfectas trenzas corsé no es complicado. Primero se debe dividir el pelo por el medio y cepillarlo para desenredarlo. “Una buena opción es ayudarse con un poquito de mousse o humedecer ligeramente el pelo para que así sea más fácil manejarlo al momento de peinarlo”, aconseja la estilista y maquilladora Elvira Montero. Luego hay que tomar una de las mitades del cabello y dividir en tres un mechón cerca de la sien. Comienza a realizar una trenza común y a medida que vayas avanzando, recoge nuevos mechones de cabello suelto y entrelázalos por el centro. “Debes procurar que la trenza quede pegada al casco y que el pelo que vayas recogiendo sea de la zona donde esta quedará”, comenta Ignacio Green. Cuando termines, pon un elástico y repite los mismos pasos en la otra mitad del cabello. Una vez que estén las dos trenzas listas se toma una cinta o cordón (del grosor y color que se quiera) y con una aguja de bordar de punta redonda se enhebra para luego comenzar a pasarla entre la trenza en zigzag, desde abajo hacia arriba y desde afuera hacia adentro, dejando unos centímetros de cinta al inicio. Repetir este último paso hasta llegar al inicio de la trenza; es decir, lo más cerca de la sien que podamos llegar. La última puntada se da desde adentro hacia afuera, para continuar el zigzag, pero ahora de arriba hacia abajo, desde afuera hacia adentro por los espacios que quedaron libres. Finalmente puedes hacer una rosita o simplemente anudar y cortar la cinta.

¡Marca la diferencia!

“Cada una puede agregar detalles y hacer la diferencia a través de, por ejemplo, la materialidad”, cuenta Elvira Montero. “Puedes combinar cintas de diferentes colores, elegir materiales que no sean solo de género, probar con cordones de cuero o  también jugar y entrelazar cintas en solo una trenza. La tendencia  marca que siempre sean dos para dar ese efecto corsé, pero también es válido innovar y crear cosas entretenidas”, aconseja la experta.