Belleza

Prepara tu piel para un bronceado duradero

Tras volver de la playa, basta que pasen un par de días para notar que ese brillo dorado que dejó el sol comienza a esfumarse. Acá algunos tips que prolongarán los efectos del tostado de forma segura.

  • Francisca Quirós

Compartir vía email

No es un secreto que la exposición desmesurada al sol hace mal, tanto para la estética de la piel como para la salud; los rayos UV deterioran el colágeno y elastina, ocasionando daños como cáncer y envejecimiento prematuro.

Sin embargo, cuando se toman las precauciones necesarias la melanina de la piel adquiere un tono dorado fascinante. Lo malo es que ese anhelado color no dura mucho.

Conversamos con la experta en el cuidado de la piel Nichola Joss, terapista predilecta de celebridades como Gwyneth Paltrow, Scarlett Johansson y Gisele Bündchen en materias de belleza, y con la dietista española Azahara Rodríguez, experta en alimentación saludable, quienes revelaron algunos de sus secretos para mantener el pigmento de la piel naturalmente bronceado por más tiempo.

1. Bienvenidos exfoliantes

Exfoliarse regularmente bajo la ducha mantiene la piel suave y refresca el bronceado. Además sirve para que ésta cambie de color uniformemente, sin dejar manchas. Si te has aplicado autobronceantes, Nichola Joss recomienda evitar el uso de productos para la celulitis, pues harán que el bronceado se estropee.

2. Hidtratarse es clave

El cuidado de la piel no va solo por fuera. Beber al menos dos litros de agua al día la nutre y evita que se reseque. Además ayuda al cuerpo a ganar el líquido que se pierde a través del sudor. Cuentan también los zumos naturales e infusiones frías, comenta Azahara.

3. Alimentos rojos a la vena

Los betacarotenos son aquellos alimentos que se caracterizan por su color rojo, anaranjado o amarillo, como la zanahoria, zapallo, tomate o sandía. Estos favorecen la producción de melanina naturalmente, explica Azahara Rodríguez, de modo que transmiten parte de su pigmento a la piel.

4. Ácidos grasos

Los pescados azules -como el salmón o el atún-, los frutos rojos y la chía, por ejemplo, son alimentos cuyos ácidos grasos mantienen la piel sana, ya que favorecen la proliferación de células en ella. Es importante consumirlos, ya que el cuerpo humano no los puede sintetizar. Además benefician el funcionamiento del cerebro y ayudan a reducir enfermedades cardiovasculares.

5. Aplica cremas hidratantes

Su uso diario prolonga el bronceado, pues evita que la piel se escame. Nichola Joss recomienda tomarse el tiempo y aplicar aceites de coco o karité para hidratar la piel después de la ducha, ya que actúan profundamente a nivel cutáneo.

6. Mucha vitamina E

Los alimentos ricos en vitamina E, como las yemas de huevo, el aceite de oliva y las almendras, son antioxidantes y parte esencial de la hemoglobina en la sangre. Estos protegen las células del daño ultravioleta y aceleran el proceso de regeneración de la piel.

7. ¡Come frutas y verduras!

Son alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes, de modo que siempre protegerán la piel.