Vida Sana

Cenizas de coco: la controvertida reinvención del carbón

La última obsesión culinaria en Nueva York no tiene que ver con el kale ni bagels de colores. El nuevo ‘superalimento’ de moda tiene más en común con el carbón que con la comida fresca. Las cenizas de coco, popularizadas por la heladería Morgenstern’s de Manhattan, se tomaron las calles de Nueva York por su gran particularidad: son completamente negras… Y tendrían propiedades detox.

  • Francisca Quirós

Compartir vía email

¿HELADO NEGRO? Sí, y causó tal sensación que incluso chefs lo han agregado como ingrediente en algunas recetas. La gracia es que no tiene un gusto que opaque al resto, sino que más bien deja un ligero sabor a coco… y la lengua un poquito negra. Desde Morgenstern’s recomiendan mezclarlo con otros sabores más dulces y sabrosos, ya que su aspecto agresivo es engañador.

Nick Morgenstern, autor de este helado, explica cómo se consigue el ingrediente principal: es un carbón vegetal obtenido a partir de la quema de la cáscara de un coco sin madurar. “Es un alimento orgánico que ha sido procesado a altas temperaturas y actúa como un filtro”, es decir, según su creador, ayudaría a eliminar toxinas del cuerpo.

PERO, ¡OJO! Los expertos piden cautela en su consumo, ya que no hay certeza acerca de los beneficios de este alimento. Beatriz Córdova, fundadora del sitio crudivegano Menta y Jengibre, explica que “el carbón atraparía las toxinas que podría haber en nuestro intestino, para luego evacuarlas”. Sin embargo, no hay estudios concluyentes que avalen su uso como tratamiento desintoxicante. “Después de todo -afirma-, hay formas más seguras e infalibles de cuidar nuestro organismo”.

Keri Gans, dietista y nutricionista de Nueva York y autora de The Small Change Diet, coincide con Beatriz: no hay evidencia que pruebe los beneficios de este supuesto ‘superalimento’. Para Gans es solamente la excitación en torno a un helado negro lo que explica el fervor producido. “No hay estudios que apoyen ninguna de las pretensiones del carbón sobre la salud, tales como beneficios en el colesterol, corazón, sistema digestivo, antiedad y mejora de la piel”, comenta.

Jessica Cording, nutricionista y escritora de Nueva York, recomienda no consumir cenizas de coco. “Aunque se supone que es desintoxicante, el carbón activado no es selectivo respecto a qué atrapa y qué evacúa del cuerpo, de modo que hay riesgo de eliminar importantes nutrientes”, explica.