Vida Sana

Aprovechar lo que da la naturaleza

No basta saciar el hambre y darle energía al organismo, también hay que entregarle lo que necesita para mantener su equilibrio y evitar enfermedades. No es comer, es alimentarse. El ayurveda es un sistema que enseña a seleccionar y combinar los alimentos según su biotipo, el lugar donde vive, la estación del año y su estilo de vida. “Cada persona es un universo”, dicen los especialistas.

  • Francisca Colussa

Compartir vía email

El ayurveda nació en la India hace más de 6.000 años. Es uno de los sistemas holísticos y preventivos más antiguos del mundo; diagnostica los desequilibrios del organismo -incluso antes de que la enfermedad aparezca- y enseña a las personas cómo vivir una vida sana, fortaleciendo sus capacidades autocurativas. Del sánscrito ‘ayus’ (vida) y ‘veda’ (ciencia), el “conocimiento o ciencia de la vida” es una forma de tomar con sabiduría lo que está en la naturaleza. El presidente de la Asociación Chilena de Medicina Ayurveda (ACHMA), Mauricio León, explica que este sistema se fundamenta en la creencia y experiencia de que “nada es bueno para todo el mundo y siempre hay algo bueno para alguien”.

Necesidades individuales

Estamos relacionados con nuestro entorno, ya sea modificándolo o recibiendo influencia de él, y las condiciones geográficas determinan ciertas características en los alimentos que ayudan a que las personas que viven en determinada área puedan mantenerse sanas. Ese es el punto de partida del ayurveda. “Somos un universo, un microcosmo y las estaciones del año influyen en nosotros, igual como lo hacen los tipos de alimentos que crecen en nuestro ambiente”, dice Loreto Rojas, terapeuta ayurvédica de Casa Bambú.

“La naturaleza crece alrededor de quien la necesita. Al sincronizarnos con la estación se balancean nuestros biotipos”, detalla León. Por eso, considerando una geografía con cuatro estaciones y variedad de suelos como la nuestra, se recomienda consumir en verano frutas dulces y ricas en agua para refrescarse y mantener la hidratación; y en invierno, vegetales, semillas picantes (para generar calor y agilizar la digestión) y frutos secos (que ayudan a absorber el agua).

ayurveda1-adentro-al-medio}

Alimento para cada dosha

Los doshas son tipos constitucionales mente-cuerpo que representan a cada persona. Este equilibrio influye en todos los aspectos de la vida, tales como la estructura corporal, mental, emocional y predisposición a enfermedades. Estos son Vata (regula el movimiento), Pitta (regula el metabolismo) y Kapha (regula la estructura); todos ellos trabajan en conjunto y el dosha individual estará determinado por la predominancia de uno o más doshas en el cuerpo.

Para identificar con certeza a qué biotipo se pertenece es importante consultar con un vaidya (médico ayurveda), porque puede ser que usted identifique un dosha, pero que el dosha alterado sea otro, de modo que si se autocategoriza puede errar en la dieta que debería consumir. De todas maneras, para tener una idea de cuál es la predominancia existen tests que la clasifican en tres de los 18 grupos de biotipo, siendo los Vata delgados, rápidos, friolentos, de piel seca, sociables, pero estreñidos, insomnes, nerviosos; los Pitta de complexión moderada, elocuentes, intrépidos, piel rojiza y cálida, frenéticos y canosos, y los Kapha son lentos, pesados, piel gruesa, fornidos, apegados y callados.

El ayurveda se adapta a los hábitos de vida de las personas, y solo es necesario poner en práctica algunos criterios para incluirlo como hábito. Debe incorporar vegetales, frutas, tubérculos, semillas, raíces, miel, brotes y germinados, agua mineral, lácteos no industrializados (idealmente que sean orgánicos), y “en general todos los alimentos sanos y frescos de la estación, preparados al vapor o salteados para Pitta, cocidos para Vata y al horno o crudos para Kapha”, agrega León.

Muchas se preguntarán si es difícil de adoptar para quienes pasan mucho tiempo en la oficina o tienen horarios estrictos, pero “esta es una medicina adaptable, que tiene que integrarse dentro de la rutina de vida de la persona. Se puede comer lo que tiene cerca en la feria o un almacén, (puede) cocinar alimentos naturales y ¡es fundamental que sean de la estación! Conocer qué alimentos puedo comer y cuáles disminuir o eliminar me da la libertad de elección dentro de un menú presentado por una empresa, por ejemplo. Y en caso de que lleve mi comida, es más fácil aun”, argumenta Loreto.

Los beneficios de esta forma de alimentación son muchos, es económica, segura y eficaz en trastornos metabólicos, ansiedad, hipertensión, diabetes, depresión y soriasis, entre otras afecciones. Además “se pueden observar cambios casi inmediatos en la digestión, energía, agilidad, calidad del sueño, concentración y la piel”, explica Mauricio León. A medida que se implementa el ayurveda en la forma de comer, alimentos con poco valor nutricional (dulces, alimentos procesados y bebidas gaseosas) dejan de ser atractivos para la persona, porque “el proceso de limpieza del organismo ayuda a percibir mejor los sabores y el paciente mantiene sus buenos hábitos alimentarios en forma espontánea”, explica Loreto. De todas maneras, si es una persona que cae tentada por los dulces, una buena medida para calmar la ansiedad es tomar media cucharadita de miel en ayunas y mantenerla en la boca por dos minutos, disfrutando de su sabor con calma.

Kitchari, la receta limpiadora

El kitchari es una mezcla de arroz basmati y porotos mung. Es una preparación muy fácil de digerir y ayuda a limpiar el cuerpo de toxinas y mejora la digestión. Este plato equilibra a los tres doshas; es nutritivo y se dice que disminuye el envejecimiento celular. Se puede utilizar cuando se está en situaciones de estrés, para recuperarse de cirugías, enfermedades o de grandes esfuerzos físicos y en procesos de ayuno.

Kitchari purificador

ayurveda-adentro-recetaIngredientes:

  • 1 taza de arroz basmati
  • 2 tazas de porotos mung (o lentejas)
  • 7 tazas de agua
  • 2 cucharadas de ghee
  • 3 cdtas. de semillas de mostaza
  • 2 cdtas. de semillas de comino en polvo
  • 2 cdtas. de cúrcuma en polvo
  • 2 cdtas. de hinojo
  • 1 pizca de asafétida (hing)
  • Una pizca de sal

Opciones: Puede incluir verduras como zapallitos, espárragos y papa dulce. Para Pitta deje fuera las semillas de mostaza, y para Vata o Kapha añada una pizca de jengibre en polvo.

Preparación:

1. Lave por separado el arroz y los porotos y con al menos dos cambios de agua. 2. Saltee las semillas en ghee hasta que revienten. 3. Agregue las especias, luego los porotos mung y la sal; saltee por unos 2 minutos. 4. Agregue el agua hirviendo y cocine a fuego lento por 30 minutos. 5. Prepare los vegetales según su constitución. 6. Agregue el arroz, revuelva y deje hervir a fuego lento por 20 minutos o hasta que esté cocido completamente (intente dejar un mínimo de agua restante).