Vida Sana

Battle ropes: cuerdas pesadas

Este entrenamiento -también conocido como rope training- promete mejorar la condición física tonificando brazos, hombros, tronco, piernas y glúteos. Esto se consigue mediante ejercicios de bajo impacto que ponen a prueba (y potencian) la resistencia y fuerza de quienes se animen a practicarlo.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

¿Battle…qué?

Se trata de cuerdas, en su mayoría de nailon, con una longitud que varía desde los 12 hasta los 20 metros y un peso que empieza en 7.5 kg, ¡e incluso puede llegar hasta los 40! Permiten realizar movimientos lineales y circulares que elevan el ritmo cardíaco y mejoran el tono muscular, al mismo tiempo que trabajan el equilibrio, la postura y la coordinación. “Estas cuerdas agregan variedad, intensidad y dinamismo a los entrenamientos mediante movimientos constantes y rápidos”, explica Jorge González, cofundador del equipo que realiza entrenamientos funcionales Urbanfit.

www.urbanfit.cl

Cardio, resistencia, postura y equilibrio

Las battle ropes o cuerdas militares involucran un trabajo intenso. “Esta herramienta dinámica utiliza los cambios en los efectos de la fuerza de gravedad sobre ella misma y en las frecuencias de las ondas para crear cargas sobre nuestro cuerpo que permiten mejorar -dependiendo de cómo se use- la resistencia y el tono de los músculos estabilizadores en la zona media (transverso abdominal, oblicuos, recto abdominal, cuadrado lumbar, glúteos y erectores de la columna, entre otros). Favorece la coordinación y el trabajo cardiovascular de alta intensidad”, explica Ricardo Tagle, crossfitter y head coach en CrossFit XF (www.crossfitxf.com). Este tipo de entrenamiento involucra además una fuerte demanda de esfuerzo cardiovascular, donde no solo se ejercitarán muscularmente los brazos, sino que también los hombros y el core (área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda), al tener un rol estabilizador y de control de la postura.

¿Te animas?

Jorge González, cofundador de Urbanfit -donde practican este tipo de entrenamiento-, menciona tres consejos fundamentales para quienes deseen comenzar a ejercitarse con esta herramienta:

– Se debe anclar la cuerda a un árbol, soporte, columna o pared. El trabajo consiste en tomar la cuerda con ambas manos y realizar ondas circulares verticales u horizontales. Adicionalmente se pueden incluir estocadas, sentadillas y desplazamientos laterales o saltos para potenciar el entrenamiento.

– Recomendamos mantener un buen agarre de las cuerdas, una correcta postura de espalda (esta se mantiene recta pero el tronco ligeramente hacia adelante), posición de rodillas (semi flexionadas) y activación del core.

– Intentar mantener una intensidad media alta. De esta forma podremos quemar una gran cantidad de calorías con una rutina de tan solo 10 a 15 minutos, donde se trabajarán múltiples grupos musculares, exigiendo además una gran coordinación entre ellos.

Espera, ¡no es CrossFit!

A las battle ropes se les suele asociar como parte de la disciplina de este popular entrenamiento funcional. “En estricto rigor, CrossFit se compone de la mezcla de estímulos provenientes de tres disciplinas deportivas y sus derivados: gimnasia, levantamiento de pesas y deportes monoestructurales como correr, remar o andar en bicicleta”, explica Ricardo Tagle. “Las battle ropes no pertenecen a ninguna de las categorías antes mencionadas, de hecho en la programación oficial de CrossFit nunca han aparecido como parte de los entrenamientos”, aclara el profesional.