Eco Mujer

Naturaleza Marina

Lápices que se convierten en árboles y sirven para humectar. Color para la ropa, salud para la piel e importantes nutrientes para el organismo. Todo natural y ecoamigable, todo sacado de los océanos.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

COCHAYUYO.  Viejo conocido de la cocina, entre sus propiedades se cuentan alto contenido de fibra, ácido fólico, yodo, potasio, calcio y vitaminas A, B, C, D y E. Pero incluirlo en la dieta no es la única forma de aprovecharlo. El emprendimiento chileno Yuyitos crea mordedores de cochayuyo con entretenidos diseños y pensados para aliviar y masajear las encías en el periodo de dentición. Las algueras de Huar Huar, por su parte, en la Región de Los Lagos, elaboran ecolámparas tejiendo cochayuyo cuando el alga está húmeda. Al secarse, se adhiere a una estructura metálica, creando una artesanía original que, además, ha permitido mejorar la calidad de vida de las familias de esta zona de pescadores.
Instagram: @yuyitos_cochayuyo

CODICIADOS BARROS. Las mascarillas que tienen arcilla del Mar Muerto como principal ingrediente prometen suavizar y estimular la piel gracias a una alta concentración de hierro, sodio y potasio.
Montagne Jeunesse es una marca inglesa de más de dos décadas y certificada por PETA, en cuya fábrica ecoamigable se elabora una mascarilla a la venta en farmacias chilenas. Lleva el barro mezclado con algas marinas y es indicada para limpiar y nutrir profundamente la piel.
My7thheaven.com
Peta.org

SAL DE MAR. Surge naturalmente de la evaporación del agua marina y se le atribuyen varias propiedades para beneficio de la piel a partir de su concentración de calcio, hierro, yodo y magnesio. ¿Cómo usarla? Un baño es una de las opciones: agua tibia, unos 300 g de sal y listo, a sumergirse alrededor de diez minutos, una o dos veces a la semana.
Otro uso es un masaje para prevenir la celulitis: una taza de sal y dos cucharaditas de aceite de oliva mezclados hasta formar una pasta suave que se deja reposar varios minutos. Entonces se bate y se aplica con un masaje en las zonas potencialmente afectadas.
¿Dónde encontrar la sal? Se vende en farmacias y también en algunas semillerías.
También directamente con sus productores. La Sal de Mar de Cáhuil, por ejemplo, es un producto extraído artesanalmente con técnicas prehispánicas en salinas que bordean una laguna unida naturalmente con el mar, en la zona de Pichilemu.
Loscisnessaldemar.cl

ALGAS A LA VANGUARDIA. Biopencil: esta propuesta peruana es un lápiz hecho con algas en lugar de madera. En uno de sus extremos hay una semilla de aguaymanto, porque al terminar su vida útil la idea es sembrar un nuevo árbol. Incluso la viruta se usa como humectante para la piel; solo hay que sumergirla por unos cinco minutos y lavarse las manos con la gelatina formada.
Seacolors: este proyecto europeo busca demostrar que es posible obtener tintes naturales desde las algas para la industria textil y como una fuente natural renovable y sostenible que reemplace
las sintéticas.
Seacell: la empresa Smartfiber AG creó este tejido, usado en ropa interior y deportiva de diferentes marcas, como Hugo Boss, luego de años de investigación buscando una fibra hecha a partir de recursos renovables. Su base son algas y asegura poner la piel en contacto con propiedades revitalizantes de las plantas marinas. El proceso de elaboración es ecológico y fue reconocido en el año 2000 por la Unión Europea con un premio en el rubro tecnología para desarrollos sostenibles.
Biopencil.pe
Seacolors.eu
Smartfiber.info