Eco Mujer

¡No lo botes!

En el mundo se desperdician a diario toneladas de comida apta para el consumo humano, mientras que otras miles de personas no pueden satisfacer sus necesidades básicas de alimentación. En países como Alemania y España ya se han realizado proyectos que buscan minimizar esta pérdida, y aunque en Chile no existe una iniciativa a nivel gubernamental, todos podemos aportar con pequeños gestos que nos permitirán reutilizar y no desperdiciar los alimentos.

  • Patricia Morales

Compartir vía email

Foto Desperdicio Cero

¿Te imaginas ir por la calle y ver un refrigerador que está a tu disposición para que dejes comida o tomes lo que esté adentro? Una excelente idea que fue implementada en 2014 en Berlín y a la que se sumó el año pasado España con su proyecto ‘Neveras solidarias’, que busca crear conciencia sobre el desperdicio de alimentos.

En el mundo mil trescientos millones de toneladas de alimentos se desperdician anualmente y nuestra realidad local no es muy distinta. En Chile cada año se generan 1.62 millones de toneladas de basura correspondientes a alimentos que aún están aptos para el consumo humano. Si a esto le sumamos que un porcentaje importante de los chilenos no puede satisfacer de manera adecuada sus necesidades básicas, entonces estaremos de acuerdo con que se deben diseñar estrategias que contrarresten el gran impacto económico, social y ambiental que se genera con esta perdida.

Partir por casa

Pese a que en el 2015 se ingresaron dos proyectos de Ley con el objetivo de incentivar la donación de alimentos y combatir el desperdicio, estos aún se encuentran dormidos en el Senado en su primer trámite legislativo.

Mientras eso ocurra hay pequeños cambios que podemos realizar en nuestra rutina y que permitirán hacer un aporte a esta causa. La Directora de Fundación Desperdicio Cero, Alejandra Ceballos, nos entregó algunos consejos para lograrlo:

  • Planificar el menú de la semana en base a lo que se encuentre en casa: Crea un menú con todo lo que encuentres en tu despensa y evita comprar demás.
  • Aprovecha las sobras: Cada vez que cocines y te sobre comida trata de utilizar esa misma comida como base de tu próxima preparación. Así no sólo evitarás el desperdicio de alimentos sino que ahorrarás tiempo y dinero al aprovechar lo que ya habías cocinado.
  • Guarda y sella: “Una forma de prolongar la vida de los alimentos es utilizar un sellador al vacío que permite conservar, con las mismas propiedades, carnes, frutas, verduras, alimentos líquidos y comidas de todo tipo en bolsas reutilizables”, asegura Alejandra Espinoza, Gerente de Marketing de Oster.
  • Freezer, el mejor aliado: En lugar de botar los restos de comida que no vas a cocinar, guárdalos en el freezer. Un buen tip es congelarlos ya picados, así será más fácil cuando quieras cocinarlos nuevamente y en muchos casos sin necesidad de descongelarlos completamente.
  • Reutiliza tallos y cáscaras: con esta técnica es posible tener siempre frutas y verduras frescas, reutilizando aquellos restos que habitualmente terminan en la basura. Debes poner los tallos en agua hasta que salga la raíz y luego plantarla en un macetero (ver video).
  • Nunca botes la fruta: no importa qué frutas tengas en tu refrigerador, atrévete a probar distintas mezclas de jugos con aquellas que ya estén maduras.
  • Crea tus propios snacks: si tienes naranjas, pomelos o limones muy maduros, una buena opción es hacer cítricos confitados, así durarán mucho tiempo más.