Eco Mujer

Ropa reinventada

Escuchamos y leemos la palabra upcycling cada vez con más frecuencia, pero ¿qué significa realmente? Habla de la transformación de un objeto en desuso en algo de igual o mayor precio. El upcycling es ejemplo de sustentabilidad y tendencia en reciclaje, también cuando se habla de ropa y telas.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Producción: María Eugenia Ibarra Foto: Nicolás Abalo Maquillaje y pelo: Bernardita Silva Asistente de producción: Geraldine Doussoulin

Ensamblada

Claudia Giberto es licenciada en arte y tiene un taller textil donde vende ropa creada por ella misma a partir de prendas en desuso. Por ejemplo, toma suéteres viejos y lo convierte en nuevas piezas. “Los desarmo y vuelvo a cortar para hacer abrigos de diferente tipo. También tomo vestidos y los corto para, por ejemplo, ocupar la parte de arriba y unirla con la de abajo de otro vestido”.

El taller de Claudia está en una casona de la calle Licenciado de Las Peñas, en Ñuñoa, y ahí también se pueden encontrar carteras y bananos hechos con pantalones de descarte. “Ocupo ropa usada mía o de mi familia, y cuando necesito algo en especial, por color o textura, compro en la ropa usada”, explica.

claudiagiberto.cl

De camisas

Bee Keeper es una marca australiana de mochilas sustentables (hechas con camisas viejas), donde resalta el trabajo en diseño y calidad, pero también la labor educativa, ya que la comercialización de los bolsos pretende cambiar el destino de personas vulnerables gracias a un modelo de negocio donde, por cada mochila vendida, un niño de una zona rural puede aprender inglés por un año.

La invitación es que, en lugar de botar la ropa vieja y contribuir así al crecimiento de relleno textil en el mundo, las personas envíen sus camisas viejas o sin uso, una idea que nació del vínculo entre dos hermanos, Koky y Sofía. Esta última falleció de cáncer y en su testamento heredó su auto a su hermano con instrucciones para venderlo y utilizar el dinero en una actividad que inspirara el cambio y apoyara una labor benéfica.

beekeeperparade.com

Para tejerla

María José Valdivia y Margarita Calvo son socias en El Baúl de Martita. Desde noviembre del 2014 ahí hacen trapillos para vender y tejer. Lo elaboran de telas nuevas y no recicladas, pero a partir de los próximos meses incorporarán nuevos productos para máximo aprovechamiento de su trabajo, haciendo del proceso algo más sustentable. “Entre lo que lanzaremos están los ovillos multicolores o colores mixtos y las alfombras de nudo, en donde recuperamos el material sobrante del proceso manual de corte de trapillo”.

María José explica que el trapillo se puede trabajar a croché, palillo y telares (de mesa, triangular, cuadrado, etc.): “También se pueden trenzar y coser o hacer alfombras de nudos usando una malla plástica. Como también somos tejedoras, realizamos talleres de distintos accesorios para el hogar”.

¿Y cómo se puede hacer trapillo en casa? Se necesita una camiseta o polera vieja con tela de punto (algodón). En Adoraideas.com, el post tutorial para hacer trapillo, se grafica bien lo fácil que es.

trapillos.cl

Social y solidaria

Arropa Chile busca hacerse cargo del problema de lo que dentro del clóset está en desuso. Una de sus fórmulas es el reciclaje textil, y para eso recibe ropa en buen y mal estado con la idea de utilizarla como materia prima del trabajo de mujeres en condiciones vulnerables. La organización desarrolla talleres entregando conocimientos sobre confección de nuevos artículos a partir de la reutilización de las telas y fórmulas para comercializar los productos.

arropa.org