Vida Sana

¿Por qué preferir la marraqueta?

Si la comparamos con otros tipos de pan blanco es la más sana y baja en grasas. Así lo confirmamos con una nutricionista que además nos enseñó cuánto y con qué comerla para que sea más saludable.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

marraqueta-600

Cómo rechazar o no caer en la tentación de comer una marraqueta crujiente acompañando el café de la mañana. Por algo se trata del pan más consumido en Chile. Según cifras de la Federación Chilena de Industriales Panaderos (Fechipan), el 70% de nuestros compatriotas la prefieren.

Este viernes 16 de octubre se celebra el Día Mundial del Pan, y para celebrarlo como Dios manda quisimos derribar aquel mito de que el pan es sinónimo de engordar. La nutricionista de AIN Chile, Catalina Miranda, dice que la marraqueta bien combinada y en la medida justa, puede perfectamente ser parte de una dieta saludable. “Consumir pan es bueno, por algo está incorporado en la pirámide alimenticia, el pan no engorda; lo que aumenta el peso en las personas es la cantidad que se consuma, el tipo y sus acompañamientos”, explica la nutricionista.

Beneficios

  • No contiene Colesterol
  • Muy bajo en Grasa Total
  • No contiene Grasas Saturadas
  • Bajo en Carbohidratos
  • Bajo en Azúcares

Cuánto comer

Para aclarar las cantidades vamos a partir diciendo que una unidad de marraqueta son dos de los cuatro cuartos en la que está dividida. Cada unidad contiene 200 calorías sin miga y 280 calorías con miga y pesa 100 grs.

En términos generales lo permitido al día es:

  • Adulto Mayor: Una unidad. Idealmente la mitad en la mañana y la otra en la tarde.
  • Mujer Adulta: Una unidad. Idealmente la mitad en la mañana y la otra en la tarde.
  • Hombre Adulto: Dos unidades. También repartidas en la mañana y tarde.
  • Niños (en etapa de crecimiento): Una unidad y media.
  • Niños (hasta 2 años): Media marraqueta.

En todos los casos hay que tener en cuenta que no se debe consumir junto a otros carbohidratos. “Por ejemplo en el desayuno no se puede comer pan y además cereales, es uno o lo otro. Lo mismo ocurre en el almuerzo, puedo sumar una unidad extra a las recomendadas si cambio los carbohidratos del almuerzo por un pan. Un buen ejemplo es un chacarero que perfectamente puede ser un almuerzo, obviamente sacándole la mayonesa”, dice Catalina Miranda.

Con qué comer

  •  Quesillo, ricotta, queso cottage, 1 lámina delgada de queso amarillo.
  •  Huevo revuelto sin aceite, a base de tomate y orégano.
  •  Mermelada sin azúcar.
  •  Jamón de pavo, atún al agua, 1 lámina de ave cocida.
  •  Palta, tomate, lechuga y semillas de chia o linaza.

Con qué no comer

  •  Paté, exceso de quesos amarillos, mantequilla, margarina.
  •  Mermeladas azucaradas, dulce de membrillo, manjar.
  • Jamones de cerdo o embutidos como tocino, salame, salchichón cerveza, jamonada.
  •  Mezcla fatal: mantequilla, jamón de cerdo, queso.

Mitos y verdades del pan