Eco Mujer

Secretos de buena salud

Clásico y simple: terminar el día con un baño de sales es una receta que siempre viene bien para descansar y generar sensación de bienestar. Puede hacerse únicamente para los pies con la idea de mejorar la circulación y aliviar hinchazones en tobillos. Por ejemplo, con tres litros de agua caliente, una taza de té llena de sal de Epsom y 20 o 30 minutos de acción.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Producción María Eugenia Ibarra Foto Nicolás Abalo Maquillaje y pelo Bernardita Silva Asistente de Producción Geraldine Doussoulin

MEZCLA FOTOPROTECTORA. Los aceites de frambuesa, avellana y coco (comestible o cosmético) tienen propiedades naturales para resguardarse de la radiación solar y su uso podría complementar la protección tradicional. Carolina Geisse es parte de la empresa familiar Bazar Natural y dice que resulta bien si los aceites se mezclan a baño maría hasta que se derritan, entonces se revuelven dejando una mezcla homogénea que luego se traspasa a un pote oscuro, donde se deja enfriar. “Se aplica cada dos o tres horas si estamos expuestos a radiación directa o semidirecta (…) Se recomienda, sobre todo, para pieles sensibles a la radiación solar, como en casos de rosácea y alergias”.
bazarnatural.cl

MÁS ALOE VERA Y CHÍA. De propiedades antiinflamatorias poderosas, el aloe vera tiene aloína y aloe emodin, elementos que entregan herramientas llamadas epigenéticas para detener el progreso de cáncer o evitar su aparición, según explica Rodolfo Neira. “Se trata de un excelente citoprotector de la mucosa gástrica, mejora el tránsito intestinal y la formación de las deposiciones, además de actuar como potente antibacteriano, ayudando a la erradicación del Helicobacter pylori”.
¿Qué aporta la chía? “Mejora el rendimiento neurocognitivo y protege el cuerpo de patología cardiovascular, entrega buena fuente de omega 3 -un poderoso precursor de ácidos grasos esenciales- y con ello equilibra la inflamación que generamos día a día. Por último, favorece el tránsito intestinal y genera estado de saciedad precoz”.

PÓCIMA PARA LA MAÑANA.  El médico intensivista Rodolfo Neira recomienda comenzar cada día con un jugo de vinagre de manzana orgánico, aloe vera y chía. “Favorece el metabolismo global y, junto a un cambio a nivel de ingesta, controla el peso en forma mucho más eficiente”, dice el doctor. El vinagre se usa porque pone a tono el metabolismo celular y lo acelera sin generar estrés. “Además actúa como potente probiótico para mejorar la salud de la microbioma (flora intestinal) y, con ello, generar las biomoléculas que permiten alejarse de enfermedades crónicas. También estimula las vías detoxificadoras hepáticas, crea un rico ambiente alcalino -lo que regula la carga ácida-, aporta vitaminas y minerales con una tasa de absorción intestinal muy superior y optimiza el metabolismo de lípidos y glúcidos”.

MENOS REFINADOS. La chef de Al Grano, Alejandra Krauss, cuenta que intenta mantenerse alejada de este tipo de alimentos. También de los lácteos. Asegura que su metabolismo cambió radicalmente cuando se decidió. ¿Cómo lo hace? “Por lo general desayuno granola con plátano y alguna leche vegetal o unas tostadas de pan integral con palta o tomate, casi siempre acompañado de té chai. En el día me alimento de lo que cocinamos en Al Grano; desde que empezamos, mi metabolismo funciona de una manera sorprendente.
Para terminar el día de forma liviana, una ensalada o algunas tostadas en la tarde, tipo 17 hrs. Las infusiones de hierbas siempre me acompañan en la noche antes de acostarme. Una de mis favoritas es el cedrón, que además de su rico sabor me relaja y me ayuda a calmar el ruido mental del día”.
algrano.cl