Belleza

Espejito, espejito ¿Quién tiene el pelo más bonito?

Qué agrado cuando empiezan a subir las temperaturas y las tardes parecieran durar más. En esta época, en que nos preocupamos más de la piel debido a los rayos UV, también es esencial reparar y preparar el pelo para enfrentar los largos días soleados que se avecinan. Dos estilistas nos aconsejan cómo hidratar, nutrir y mejorar el aspecto de nuestras cabelleras.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Fotos Getty Images

Empieza a despedirte del secador y dales un respiro a la plancha y el ondulador. En esta época del año generalmente el pelo está dañado por los efectos del calor artificial que producen las herramientas de styling que se utilizaron durante el invierno. Por esa razón hay que aprovechar que las temperaturas suben y dejar que el cabello se seque al aire de forma natural. Puedes ayudarte con una toalla para retirar el exceso de agua ‘apretando’ suavemente el cabello y ‘llevándolo’ hacia el cuero cabelludo. Lo importante es nunca friccionar o estrujar, debido a que cuando la fibra capilar está húmeda es sumamente delicada y es más fácil que el pelo se quiebre.

Corte aquí, corte allá. “Si quieres dejar tu cabello crecer o mantenerlo largo y sano hay que cortar, por lo menos, 2 cm cada seis semanas para que esté fuerte y sin puntas partidas”, aconseja Eric Jasbon, estilista y dueño de Grün Peluquería Orgánica Terapéutica. La misma recomendación hace el estilista de Peluquería y Barbería Condell Pedro Orellana: “Lo ideal es hacer un despunte que elimine las zonas más secas y maltratadas. Además, se puede probar con distintos largos de melenas que están full de moda y junto a unas lindas babylights quedan perfectas para recibir el verano”.

Colores intensos. Para los cabellos con mechas, reflejos, balayages, babylights y/o free style es recomendable utilizar productos que eviten esa tonalidad amarilla o anaranjada (’oxidada’) que se adquiere a medida que pasa el tiempo. En el mercado existen diversas opciones, como champús y acondicionadores matizantes, por lo que se sugiere consultar a un estilista qué es lo que más le conviene a cada cabello.

¡Hidratar, hidratar y volver a hidratar! Así como nuestra piel necesita que mantengamos adecuados niveles de hidratación para lucir saludable, lo mismo corre para nuestro cabello. Adquiere productos especiales y cambia tu acondicionador habitual una vez a la semana por mascarillas con mayor efecto suavizante e hidratación más profunda, son las recomendaciones del staff de estilistas de Peluquería Condell. “En casa aplica una mascarilla hidratante cada 10 días, que contenga muchas vitaminas y aceites”, propone Eric Jasbon. “Una vez al mes les recomiendo a mis clientas hacer un tratamiento de reparación en el salón, ya que un buen masaje de reparación capilar aporta aminoácidos y queratina que reconstruyen la hebra capilar”, explica el estilista.

Para las noches. La hidratación con aceite de coco o aceite de argán es un excelente tratamiento nocturno para nuestro pelo. Basta aplicar uno de estos productos en todo el cabello (no es necesario que sea una gran cantidad debido a su poder hidratante), dejar actuar toda la noche y sacarlo en la mañana con champú y acondicionador. “Estos aceites aportan gran parte de los lípidos que nuestro cabello pierde durante el día”, explica Eric Jasbon. “Para quienes tienen cabellos ‘gruesos’ el ideal es utilizar aceite de coco, mientras que para pelos grasos y delgados la mejor opción es el aceite de argán, ya que este regula las células de sebo del cuero cabelludo y, a la vez, aporta hidratación”, asegura el experto.

Cabello resplandeciente. Los pelos tinturados sufren con el sol y durante el verano también son víctimas del cloro de las piscinas y la sal del mar. Todos estos factores alteran la tonalidad de la hebra capilar y el cabello tiende a aclararse más rápido (esto incluso pasa en melenas no tinturadas), por esa razón los estilistas recomiendan en esta época bajar un poco el tono del color. Lo ideal es que sea medio a un tono más oscuro.

Los indispensables


  • Invertir en un buen champú y acondicionador que limpien y aporten hidratación al cabello. “Es superimportante que no contengan sal, ya que los productos que sí la tienen realizan una limpieza más agresiva de la hebra capilar, dejando el cabello seco y con las puntas abiertas”, advierte Eric Jasbon.
  • Evitar productos capilares que contengan mucho alcohol debido a que estos potencian el resecamiento provocado por los rayos solares.
  • Para estas semanas: “Las mascarillas con yogur natural son superbuenas”, afirma el estilista Pedro Orellana. “Puedes mezclarlo con una cucharadita de aceite de coco, almendra, miel o limón y lo aplicas de medio a puntas. Dejas actuar unos 30 minutos y enjuagas”, explica el experto.
  • Sí o sí, sea cual sea tu tipo de cabello, opta por algún protector contra los dañinos rayos UV. Estos además afectan el cuero cabelludo de la misma forma en que actúan contra la piel. Lo ideal es aplicar estos productos 30 minutos antes de salir de casa. ¿Una opción más natural? “Puedes mezclar en un recipiente de vidrio de spray: agua mineral helada, una cucharada de miel y otra de aceite de argán 100% puro. Úsalo varias veces al día, siempre que tengas que exponer tu cabello a los fuertes rayos del sol”, propone Eric. Otra alternativa es protegerte con sombreros o pañuelos.
  • Hacer un detox capilar por lo menos una vez cada dos meses ayudará a eliminar los residuos y agentes oxidantes que se acumulan en el cabello.