Belleza

¡Alegría, alegría!

Para celebrar la temporada más colorida del año te invitamos a jugar con tonos vibrantes y encendidos como los de esta propuesta. La clave es no tener miedo a mezclar. Solo deja volar tu imaginación y ¡sonríe!

  • Alejandra Villalobos

Compartir vía email

Fotos: Juan Pablo Sierra Maquillaje y pelo: Alberto Lerda para Inglot y Benefit Producción: Belén Muñoz Modelo: Florencia, de WLM Agradecimientos: Topshop

En modo cítrico


El naranja y el amarillo se combinaron en esta propuesta ‘frutal’ para dar un aire fresco y alegre. Se aplicaron dos tonos dorados sobre todo el párpado móvil llegando a la parte superior (cuidando de no tocar la zona de las cejas) y en el lagrimal, todo bien difuminado. En las pestañas bastó una máscara azulina y en la boca, un encendido labial naranjo.

Ojos multicolores


Un verdadero carnaval de colores fue la apuesta de este look; dos tonos de verdes en el párpado superior combinados con amarillo en la parte interna del párpado y un delicado delineado azul difuminado en el párpado inferior. Pestañas potentes, suave rubor en tono damasco y un sutil gloss rosado coral complementaron esta apuesta dramática, pero muy alegre.

Sonríe, te estamos grabando


La boca es, sin duda, la protagonista de esta propuesta. Un labial rojo medio anaranjado y mucho gloss se combinaron con pestañas grumosas -a propósito- para dar un marco distinto a los ojos. En los párpados se utilizó una sombra gloss con mezcla de pigmentos en tonos rosas. Y las uñas bicolor sellaron esta apuesta atrevida y con mucho carácter.

Color de rosa


Un look dulce y femenino, con sombras mates en color fucsia mezcladas con destellos dorados y naranjos sobre el párpado móvil. En la parte del arco superciliar, en el lagrimal y en el centro de los párpados se aplicaron suaves toques corales y la piel se trabajó luminosa. En la boca se apostó por un rosa palo con algo de nude, una evocación a la época de finales de los 70, principio de los 80.