Vida Sana

Kombucha, la bebida de la inmortalidad

Este té fermentado de origen asiático se ha convertido en la estrella healthy del año. De sabor ligeramente ácido, posee propiedades digestivas y desintoxicantes. Además estimula el sistema inmune e incluso es usado como ingrediente cosmético casero de mascarillas.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Fotos Getty Images

¿Qué es?

Se estima que en el 206 a.C. la kombucha era consumida por la dinastía china Han, y en el 221 a.C. se le conocía como el ‘té de la inmortalidad’ por la dinastía Tsin. Es un líquido probiótico, es decir, que está compuesto de microorganismos vivos que sintetizan vitaminas, enzimas y aminoácidos esenciales para la salud del sistema digestivo e inmunológico.

Nace de la fermentación de miel (o azúcar) con té rojo y una colonia de bacterias llamada SCOBY (Cultivo Simbiótico de Bacteria y Levadura). “La kombucha es un hongo que se alimenta de glucosa y consta de dos fermentaciones”, explica Martín Carrasco, cofundador de Kombucha Chile, quienes actualmente producen esta bebida en el sur del país.

La fermentación consiste en un proceso natural en el que sustancias orgánicas complejas se descomponen en otras simples, como, por ejemplo, la conversión de la cebada en cerveza. “Primero se hace una infusión de té con glucosa (azúcar de cualquier tipo o miel) y después se agrega el hongo para que ocurra el proceso de fermentación”, cuenta Martín. Todo esto se realiza en un recipiente de vidrio, ya que si se utiliza otro tipo de material este puede reaccionar debido al proceso químico y desprender algún tipo de elemento a la mezcla. “Se van haciendo las mediciones correspondientes (de pH) y dependiendo del grado de fermentación sabremos cuándo la kombucha se encuentra lista”, agrega.

Sus beneficios

“La kombucha, conocida como el hongo del té y la longevidad, es un tónico rico en enzimas activas y probióticos”, explica Paulina Vargas, consultora naturista y directora técnica de BowSpa (www.bowspa.cl). “Es bueno destacar que estos microorganismos que fermentan el té son inofensivos, al igual que, por ejemplo, la levadura o probióticos que consumimos y requieren un medio ácido durante sus fases de elaboración”, aclara Catalina Silva, nutrióloga y Directora del Programa Equilibrio Vital de Clínica Terré. Las especialistas clasifican los beneficios de la kombucha:

  1. Desintoxicación: regula el tránsito intestinal, evita la hinchazón abdominal y favorece la digestión. Ayuda a emulsificar las grasas, a perder peso y eliminar líquido.
  2. Fortalece el sistema inmunológico: las comidas y bebidas fermentadas naturalmente potencian la inmunidad del cuerpo. Además, la kombucha es rica en antioxidantes que aumentan esta función.
  3. Ayuda al desempeño metabólico del cuerpo: al contener vitaminas B y enzimas digestivas. También, los niveles apropiados de esta vitamina en el cuerpo reducen el estrés y la ansiedad y mejoran la memoria. La vitamina B además facilita que el cuerpo se desintoxique del exceso de estrógeno, de esta forma bajan los síntomas del síndrome premenstrual.
  4. Alivia los síntomas de la artritis: porque posee altos niveles de glucosamina, sustancia que el cuerpo necesita para mantener las articulaciones saludables. La glucosamina promueve la producción de ácido hialurónico, ayudando a preservar la estructura de los cartílagos y a reducir el dolor en las articulaciones.

¿Dónde encontrarla?

– En www.kombuchachile.cl: Carbonatada, con pocas calorías y azúcar. En Kombucha Chile tienen disponible versiones con maqui, guaraná y próximamente lanzarán una kombucha limón jengibre. Distribuyen en varias tiendas naturistas de Santiago, por lo que conviene echarle un vistazo a su página web y redes sociales. En Instagram @kombucha_chile
– Tienda Natural by BowSPA: Su ‘Kombucha Omm’ está fortificada con maqui, calafate, murta, rosa mosqueta negra y roja. La fermentación es hecha con té rojo puerh, miel cruda, canela y agua.
Dirección: Las Tranqueras 1250, Vitacura. Teléfono +569 91009105