Vida Sana

El poder del aceite de bergamota

Este aroma inunda los ambientes. Es la mezcla perfecta entre naranja y limón, pero con un toque más dulce. Es uno de los ingredientes principales en la clásica agua de colonia y desde la antigüedad ha sido usado como sanador del ánimo y calmante del sistema nervioso.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Producción Male Chahín  Foto Alejandra González

BENEFICIOS. La naturópata y aromaterapeuta Denisse Ortiz (9-1253718) enumera algunas de las propiedades del aceite esencial de bergamota:

  1. Posee sustancias limpiadoras y astringentes.
  2. Tiene propiedades analgésicas, antisépticas, antidepresivas, digestivas, antiespasmódicas, desodorantes, expectorantes, febrífugas y sedantes.
  3. Una de las cualidades que más llaman la atención es que cuando se compara con otras variedades cítricas, esta contiene elevadas cantidades de polifenoles, compuestos que ayudan a detener la producción de triglicéridos, estimulan el metabolismo y evitan la absorción del colesterol.

PARA BAJAR EL COLESTEROL. La aromaterapeuta Denisse Ortiz explica que la fruta de la bergamota inhibe la enzima (HMG-CoA) que está asociada a la producción de colesterol por parte del hígado. Esto limita la producción de LDL (Lipoproteína de Baja Densidad) y reduce la presencia de colesterol LDL ‘malo’ en la sangre. Tanto es así, que en la Universidad de Catanzaro, Italia, se realizó una investigación con más de 200 pacientes con colesterol alto. Después de un mes de consumir bergamota se redujeron los niveles de LDL y azúcar en la sangre, y aumentaron en más de un 40% los niveles de HDL ‘colesterol bueno’.

RELAJANTE. Según Denisse Ortiz, la bergamota relaja, calma la ansiedad y regula el sistema nervioso por su contenido en limoneno, acetato de linalilo y linalol, moléculas aromáticas que modulan el sistema nervioso central generando sensación de bienestar.
Cómo usarlo: Para un baño de tina relajante y que suavizará la piel, echar 1 cda. de leche en polvo y 3 gotas de aceite esencial de bergamota

ANTIDEPRESIÓN. Desde www.aromaterapianaturel.cl cuentan que la bergamota ayuda a combatir la depresión, ya que tiene ciertos componentes reconocidos como relajantes y positivantes. El principal es el acetato de linalilo, que también se puede encontrar en la lavanda.
Cómo usarlo: Poner unas gotas en las muñecas, frotar una contra la otra, respirar profundamente y oler la zona. También se puede diluir unas gotas en un poco de aceite de almendra y agregarlo al baño de tina.

OTROS USOS. La aromaterapeuta Andrea Canaval, (en facebook: cosmeticagood), entrega ideas para potenciar este aceite esencial:

  • Para calmar, dormir bien, descansar y salirse del estrés diario: 5 gotas de aceite esencial de lavanda, 5 de manzanilla romana y 5 de bergamota en un baño de tina.
  • Es cicatrizante y ayuda a aclarar manchas y cicatrices en la piel. Para esto: combinar el aceite esencial de bergamota con aceite de argán y aplicarlo en la zona a tratar.
  • Importante: Nunca exponerse al sol al usar esta esencia, ya que es fotosensible y podría ocasionar manchas.