Belleza

De la A a la Z, diccionario práctico de coloración

Balayage, babylights, hair contouring, strobing… ¡Que no cunda el pánico! Sabemos que son muchos conceptos y no siempre es fácil escoger. Para facilitar tu próxima ida al peluquero, tres especialistas nos dieron toda la información acerca de cada técnica.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Fotos Getty Images

03-400
Ombré

Babylights
Es una tendencia de coloración que busca imitar las sutiles iluminaciones del cabello de los bebés. Ofrecen un aspecto sutil y luminoso, y el resultado no es nada arriesgado.  A diferencia de las californianas o el ombré hair, estas mechas comienzan en la raíz del cabello y debido a que van en armonía con su color, deben ser solo un par de tonos más claros que la base. Aportan movimiento, luminosidad y rompen con la uniformidad.

Balayage
Esta técnica viene del francés y se traduce como ‘barrido’. Es una técnica de decoloración a mano alzada que se logra a través de suaves pinceladas sin tocar la raíz. Ilumina y da un efecto degradado, el color aparece de forma natural y resulta difícil identificar su comienzo ya que se difumina con el tono base. Se puede hacer en todos los colores de cabello, y es la técnica ‘madre’ de los aclarados.

Bronde
No es una técnica sino una tendencia de color que está a medio camino entre un marrón (brunette) y el rubio (blonde). Es más frío que el strowberry blonde y aporta luminosidad a las castañas.

Californianas
Esta tendencia de coloración busca imitar el aclarado natural de las puntas del cabello que producen el sol y el mar (como la oxidación que sufren los surfistas). Aunque sus variaciones son múltiples, siempre el resultado será el mismo: un efecto de transición bien marcado, de raíces oscuras y puntas claras. Hay que tener en cuenta que la tendencia viene de California, donde las mujeres son de tez blanca y cabellos claros, por lo tanto, es muy importante considerar el tono base de cada cabello antes de realizarlo porque en las morenas el contraste puede ser muy alto y resultar poco favorecedor.

02-400
Balayage

Free style
Busca degradar el pelo desde tu color natural a puntas más claras. Y tal como su nombre lo dice, es un estilo libre, en que el estilista escoge la técnica para aplicar el color. Se logra a mano alzada, sin la utilización de papeles ni plásticos, y es más sutil que las californianas (corre el mismo principio anterior, si son de tez y cabellos muy oscuros, hay que tener cuidado con esta técnica).

Hair contouring
Este es un concepto de coloración inspirado en la tendencia de maquillaje del mismo nombre. Busca jugar con luces y sombras para dar mayor profundidad al cabello. Es parecido al balayage, pero en este caso se elige estratégicamente dónde irán las mechas más claras y oscuras, máximo dos a tres tonos de diferencia, para destacar o corregir facciones. Se puede lograr con distintas técnicas de coloración.

Ombré
Proviene del francés y significa ‘sombreado’. Consiste en conseguir un cabello en degradé. Para esto se comienza con tonos más oscuros en la raíz y posteriormente se difumina con un degradado de color más claro de medios a puntas. En esta misma línea está el ‘sombré’, que es lo mismo pero más sutil, con pocos tonos de diferencia.

01-400
Babylights

Reflejos
Es una de las técnicas más antiguas. Al igual que en los visos, se toman pequeñas mechas de cabello y se aclara con coloración tradicional. Puede ser con gorra, papel o al aire libre, y dan un acabado más natural y sutil. Es parecido a lo que hoy llamamos ‘babylights’.

Strobing
Es la última tendencia en coloración y, al igual que el hair contouring, está inspirada en la técnica de maquillaje del mismo nombre y que busca dar luz y profundidad al cabello. La diferencia principal con el hair contouring radica en que este juega con las tonalidades más claras para iluminar estratégicamente el rostro. Para eso es muy importante que el estilista estudie la morfología y el tipo de cabello con el que va a trabajar; la idea es que exista armonía en el rostro.

Strawberry blonde
Esta es una tendencia de color. No es rojo, ni rubio ni marrón. Es una mezcla de estos tres colores con una sutil inclinación al rosado. Es un tono cálido y una de las tendencias preferidas en coloración para esta temporada de frío.

Visos
Es la técnica tradicional, y una de las más antiguas, para hacer mechas en toda la cabeza, desde la raíz hasta las puntas en pequeñas tiras de cabello. Se pueden hacer con gorra de silicona con pequeños agujeros, o con papel. En ambos casos se requiere el doble proceso de decoloración y matización del tono deseado.

Para tener en cuenta…

Los especialistas coinciden en que a la hora de aplicar cualquiera de estas técnicas hay que fijarse en el largo del pelo, en las zonas que se quieren iluminar y cuán claro quieres el cabello. “Hay que ser muy conscientes de nuestra complexión (color de ojos, cabello, piel, etc.) al momento de elegir qué es lo que se va a realizar. Hay que tener en cuenta que muchos de estos conceptos fueron ideados para mujeres nórdicas, por lo tanto hay que adaptarlos a la paleta de colores más cálidos, propios de la mujer latina”, dice Víctor Oviedo, experto en color de Peluquería y Barbería Condell.

Además agrega que toda coloración necesita una mantención, y es importante tener en consideración los tratamientos posteriores. “Es un trabajo en conjunto entre el colorista y la clienta, donde el peluquero hace el 50% en el salón y la clienta el otro 50% en la casa, con los cuidados necesarios para la mantención del cabello. No olvidemos que cualquier trabajo con color, con el tiempo, se va gastando, por lo mismo debemos usar champús y tratamientos para cabellos coloreados, además de matizantes para refrescar el color entre cada visita al estilista”, dice.

Agradecimientos: Víctor Oviedo, experto en color de Peluquería y Barbería Condell / Claudio Huircan, estilista de CH Hair & Makeup / Nicolás Silva, estilista de Bendita, Peluquería Fea, Gente Bonita.