Vida Sana

Antes de volar… ¡floga!

Viajar muchas horas en avión (sobre todo en clase turista) es demoledor para el cuerpo. Es usual bajarse adolorida, hinchada y con las articulaciones resentidas por la falta de movimiento. Pensando en eso y en el estrés que para muchos significa, varios aeropuertos internacionales han instalado salas de yoga que incentivan a los pasajeros a estirarse y relajarse un poco.

  • Francisca Colussa

Compartir vía email

400Aeropuertos conscientes

La última tendencia para ayudarse antes de volar o entre vuelos se llama ‘floga’ (fly + yoga) y ya ha sido incorporada en varios aeropuertos internacionales. Es una invitación previa al embarque para hacer algunos estiramientos y posturas de yoga. Para ello se han creado salas especiales que en algunos casos incluyen clases o videos monitorizados que guían la práctica.

Uno de los primeros en incorporarlo fue el O’Hare de Chicago, que en su Terminal 3 tiene una sala con suelo de bambú, una pared de espejo e incluso dispone de mats. Otros que se han sumado a esta iniciativa son el Fort Worth de Dallas (en su puerta de embarque D40, entre los terminales B y D), y el de San Francisco, que tiene dos salas (una para vuelos nacionales y otra para internacionales).

En Europa la primera sala se abrió en Helsinki, la capital de Finlandia, con un espacio abierto para todos los pasajeros. También lo considera el aeropuerto londinense Gatwick, que cuenta con su propia instructora que enseña rutinas de 20 minutos. El último en sumarse es el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que en marzo de este año abrió ‘Esenza by SHA’, un espacio saludable con clases gratuitas de yoga stretching y tai chi tres veces por semana.

“Es una idea buenísima, especialmente para aquellos que tienen vuelos con escala, así pueden relajar y mover el cuerpo entre un lugar y otro. Ojalá se sigan replicando y se eduque a los viajeros de lo importante que es viajar con un cuerpo más suelto, libre y relajado”, opina la instructora de pilates Keka Lamarca.

floga
Chicago Dept. of Aviation

Permanecer mucho tiempo en la misma posición ocasiona varias molestias e incomodidades, por eso los problemas más comunes de viajar en avión son la retención de líquido. “Nuestro cuerpo se hincha, especialmente pies, piernas, abdomen y manos; duelen incluso las articulaciones. Al estar sentados en un asiento con poco espacio y sin poder movernos constantemente, nuestra musculatura no es capaz de estirarse ni soltarse, eso muchas veces acumula tensiones y contracturas”, explica Keka Lamarca, instructora de pilates, socia y directora del estudio de pilates The Place.

Keka Lamarca sabe bien de esto. Hace 8 años participó de un video para una aerolínea, donde enseñaba ejercicios simples de pilates para realizar desde el asiento, en pleno vuelo. “Me basé en lo que el cuerpo necesita en ese período, como una buena respiración para relajarse y soltar, estirar las distintas zonas musculares y activar la circulación de nuestro organismo. La idea era tener un vuelo más agradable y una llegada al lugar de destino con un cuerpo más descansado”, cuenta.

floga-1
Chicago Dept. of Aviation

Activa tu cuerpo:

  1. En el aeropuerto, antes del vuelo, intenta caminar e ingerir mucha agua.
  2. Durante el vuelo, muévete y estírate cada 30 minutos o 1 hora. “Trata de mover el cuello, suelta hombros, estira brazos, empuña y suelta las manos, haz círculos con las muñecas, estira los pies, pon punta de pie y relaja para bombear la sangre por las piernas hacia arriba”, recomienda Keka Lamarca.
  3. Al llegar al destino hay que seguir tomando bastante agua para poder eliminar la retención de líquido acumulado. Una vez en el hotel, pon las piernas en alto contra la muralla y quédate ahí por algunos minutos para activar la circulación.