Belleza

En la piel de ellos

En general son más despreocupados que nosotras, y pocos mantienen una rutina de cuidados. Por eso, muchas veces somos las mujeres quienes ‘prestamos’ los productos para que se hidraten o laven la cara. El inconveniente de tanta generosidad es que nuestras pieles son muy diferentes y sus necesidades son otras. Estas son las características en el cutis de ellos que vale la pena conocer antes de decidir qué regalarles.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

Piel más gruesa

Los hombres tienen la piel entre un 20 y 25% más gruesa que las mujeres. “Es así por genética, eso hace que tengamos más fibras colágenas y proteoglicanos, por lo que las arrugas comienzan más tardíamente que en la mujer, pero cuando aparecen son más notorias y profundas”, explica el dermatólogo y director del Centro Médico Dermatocosmiátrico Klein y Asociados, Rodolfo Klein. “Como la piel es más gruesa hará un pliegue más profundo. Es como doblar una tela de seda y una de lino”, explica María Olga Estrada, cosmetóloga y dueña de la clínica estética del mismo nombre. “La piel es el órgano contenedor y defensor por excelencia. En el hombre, el grosor permite contener la masa muscular más grande y pesada. También lo protege de las inclemencias atmosféricas y bacterianas”, complementa.

Rutina básica:

Los hombres tienen mayor secreción de grasa y el pH es levemente más ácido que el de nosotras. El dermatólogo Rodolfo Klein recomienda “lavarse con un jabón de pH balanceado para hombres, luego afeitarse con un producto suave, en el sentido del crecimiento de la barba, y finalmente usar una crema humectante liviana con protector solar, o ambos por separado”. La cosmetóloga María Olga Estrada (www.mariaolgaestrada.com) aconseja además una limpieza profesional cada dos meses, porque los hombres suelen acumular puntos negros en la nariz y en el contorno de los ojos.

Más foliculitis

La foliculitis es una infección del poro (folículo) por una bacteria u hongo. Como los hombres tienen mayor cantidad y tamaño de glándulas sebáceas, además del afeitado frecuente, son más proclives a padecer de esta afección.

Más propensos al acné

“El hombre no solo es más proclive al acné, sino que este es más constante que en la mujer, que varía según la época del ciclo menstrual (generalmente empeora cerca de la ovulación y/o menstruación). Según la concentración de hormonas androgénicas, en la mujer tiende a disminuir con la menopausia mientras que en el hombre suele seguir”, comenta el dermatólogo Rodolfo Klein. Como los hombres tienen más glándulas sebáceas y sudoríparas que nosotras, el exceso de aceite y la falta de higiene convierten la piel en un caldo de cultivo bacteriano que puede llevar a un acné circunstancial”, agrega María Olga Estrada. ¿Por qué entonces se diceque la piel masculina es más seca? No hay que confundir la hidratación (agua) con la humectación (aceite), esta última no es el problema, sino la falta de agua, lo que les hace tener la piel con aspecto más reseco.

Rasurados e irritados

Afeitarse también influye en el cutis. “Cada vez que nos rasuramos arrastramos la capa externa de la piel y además la irritamos. No debemos olvidar que los seres humanos no estamos hechos para depilarnos ni rasurarnos. Se recomienda, para personas sensibles, hacerlo en el sentido del crecimiento de la barba, día por medio, e hidratarse después”, aconseja Klein.