Columnas

Louis Vuitton: el futuro ya llegó

Lo que está diseñando Nicolás Ghesquière para Vuitton es la moda del futuro. Un nuevo concepto de lujo, otra modalidad de sofisticación.

  • mariano.toledo

Compartir vía email

¿Cómo nos imaginamos la ropa del futuro? No será plateada con cascos transparentes (como en Prometeo); tampoco serán togas minimalistas (como en Star Wars), ni se confeccionará con los residuos de una explosión nuclear (como en Mad Max). La ropa del futuro es como la imagina Nicolas Ghesquière en Louis Vuitton.

¿Observaron a las embajadoras de Vuitton en la gala del Met 2016? Alicia Vikander, Taylor Swift, Selena Gomez, Jennifer Connely, Michelle Williams, Miranda Kerr, Lea Seydoux. Fue la tropa más numerosa, y todas tenían varias características comunes:

1. Vestidos cortos.

2. Ausencia de colas o piezas de arrastre traseras.

3. Diseños deconstruidos, despojados de ornamentos.

4. Alternancia de materiales y contrapunto de texturas.

5. Siluetas moderadas.

6. Calzado cercano al outdoor.

El Museo de Arte Moderno de Niterói, en Río de Janeiro.
El Museo de Arte Moderno de Niterói, en Río de Janeiro.

Seguro les han parecido un tanto austeras o sencillas, pero esta es la clave de un nuevo concepto de lujo, otra modalidad de sofisticación.

La colección Resort 2017 sigue la misma línea. El desfile se hizo en Río de Janeiro, en el Museo de Arte Moderno de Niterói, diseñado por el genial Niemeyer. El espacio coronado por esta obra maestra es de ciencia ficción. El edificio principal parece una nave espacial posada al borde de un acantilado frente al mar. Las modelos descendieron por una rampa en forma de cinta roja. ¿La inspiración? Los deportes, el surf, las carreras de autos y todo aquello que sugiera velocidad. La ropa se desarma y vuelve a armar en un dinámico juego de texturas y gráfica. Arquitectura para vestir.

Mis looks favoritos:

Look 1. La chaqueta y la falda se funden en un dinámico híbrido que conjuga estampados, recortes, ribetes, calados y superposiciones. Todo confabulado para que el ojo reconstruya lo que el diseño desarmó.

Look 1
Look 1

Look 2. Bajo las mismas normas, este vestido de neopreno simula un traje de surf con el cierre abierto. El print bicolor unifica y a la vez genera abstracción.

Look 2
Look 2

Look 3. El entero repasa todas las leyes de la deconstrucción. Observen el recorte lateral en color manteca, la solapa que asoma en medio de la cremallera central. Las gigantes sisas, son la huella de la extracción de hombros y mangas.

Look 3
Look 3

Look 4. ¿Paracaídas? ¿Vela de velero? El movimiento que genera la gráfica y los recortes inconexos hacen de este abrigo una pieza clave de la colección.

Look 4
Look 4

Look 5. Me fascina este vestido en gamuza y cuero. El calado a la altura del busto y el corpiño más pequeño ubicado en el centro del agujero. ¡Bella pieza!

Look 5
Look 5

Y no se pierdan la Boom Box Bag de Vuitton; suban el volumen y ¡a bailar samba brasileña!

La Boom Box Bag.
La Boom Box Bag.