Vida Sana

El kiwi, un gran tesoro

Además de su sabor inigualable, esta fruta de invierno es un gran aliado de la salud de nuestro organismo.

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

Producción: Male Chahín Foto: Alejandra González

Tipos de kiwi

En www.buencampo.cl, expertos en frutas y verduras orgánicas y de estación, explican que el kiwi es una fruta milenaria originaria de China. Se cosecha en otoño y está disponible en invierno y primavera. En Chile fue introducida en los años 80. En nuestro país existen dos tipos de kiwi:

Tradicional, tan característico por su color verde.

Gold, de color amarillo y más dulce que el tradicional.

Beneficios

Según Valentina Uauy, nutricionista de Red de Salud UC Christus, el kiwi tiene propiedades nutricionales gracias a su alto contenido de fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales, entre los que destacan la vitamina C y el potasio. Acá desglosa sus propiedades:

– Gracias a su alto contenido de antioxidantes se le asocia con un menor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, diabetes y cáncer, entre otras.

– Como es una fruta rica en vitamina C mejora el sistema inmunológico y previene resfríos en esta época del año. Esta vitamina, además, posee un efecto antioxidante; previene el envejecimiento prematuro y promueve la cicatrización de la piel. Y en personas con déficit de hierro el consumo de esta vitamina favorece la absorción de hierro a nivel intestinal.

– Su contenido de fibra mejora el tránsito intestinal.

– Debido a su alto aporte en potasio regula la presión arterial y participa en la contracción muscular.

– Es de bajo aporte calórico.

Dosis diaria

La instructora de raw food y alimentación viva Belén Dussaubat (www.chirimoyalegre.cl) recomienda al menos 2 kiwis al día para percibir sus efectos. Son importantes la madurez de la fruta, la combinación que se use a la hora de comerlos y el horario:

– los kiwis deben ser dulces y maduros

– se recomienda como desayuno o colación de media mañana

– para una correcta digestión se debe evitar combinarlo con frutas dulces, lácteos, frutos secos o cereales.

– lo ideal es comerlos 15 minutos después de un vaso de agua o infusión de hierbas, o junto con frutas ácidas o cítricas como naranjas, mandarinas, berries, piña o granada, ya sea enteras o en batidos.

Para tener en cuenta

La nutricionista Valentina Uauy recomienda que esta fruta sea consumida por todos, con excepción de quienes tengan restricción de aquellos nutrientes que contienen potasio; por ejemplo, personas con insuficiencia renal.

Un organismo más saludable

Belén Dussaubat explica que el kiwi también nos ayuda a tener un mejor sueño y mejorar la digestión:

Sistema inmunológico: Esta fruta es una de las más altas en vitamina C, un gran antioxidante y potenciador del sistema inmunitario. Contiene casi el doble de esta vitamina que la naranja y el limón. Dos kiwis maduros pequeños o uno grande pueden aportar la dosis sugerida de vitamina C al día (75-90 mg).

Un mejor dormir: Se cree que el contenido de serotonina (estimulante de la hormona del sueño melatonina) presente en esta fruta dispone el organismo a un sueño profundo y consigue el equilibrio al dormir.

Mejor digestión: El kiwi contiene una enzima llamada actidina, que favorece la digestión de proteínas, evitando digestiones pesadas y gases, y disminuyendo la inflamación intestinal. Además, esta fruta es reconocida como laxante natural por su importante aporte de fibra soluble y agua, además de magnesio, los que contribuyen a un mejor tránsito intestinal y aceleran la salida de desechos.